Murió venezolano que fue lanzado desde un tercer piso en Perú

Otra muerte violenta en Perú tiene como víctima a un venezolano. En esta oportunidad se trata de Wilmer Jaimes Colmenares, de 41 años de edad, quien trabajaba en la zona industrial de Villa El Salvador.

Venezolano en Perú fue lanzado desde un tercer piso. Foto: La Nación

La información la publicó este 18 de febrero el medio La Nación en su página web.

Ahora es noticia: Migrante venezolana murió al intentar cruzar el río Bravo hacia Estados Unidos

Karla Tapias, prima hermana del migrante, contó cómo ocurrieron los hechos. Según su relato, el hombre recibió una golpiza cerca de su lugar de trabajo. Posteriormente, lo lanzaron de un tercer piso en un edificio en Lima.

La familia de la víctima se encuentra indagando con su círculo de amigos para determinar las causas de lo ocurrido.

Wilmer Colmenares, oriundo de Michelena, estado Táchira, tenía cuatro años viviendo en Lima. Su prima señaló que dos días antes de su muerte, habría estado junto con unos amigos y con otras personas.

“Ellos tenían dos días tomando, pero no sé, pareciera que le hubiesen echado algo en el trago, porque uno de ellos, fue a trabajar y llegó como hablando solo, actuando raro (…) aquí (Perú) hay mucha maldad, uno tiene que saber con quién anda, porque es otro país, la xenofobia a los venezolanos está muy marcado acá, Wilmer era ingeniero agroindustrial, y trabajaba cerca de la fábrica donde le pasó eso”.

Más de la denuncia sobre la muerte de este venezolano en Perú

Asimismo, añadió: “Me dijeron que en la mañana mi primo hablaba incoherencias, veía a los muchachos donde trabajaba y supuestamente no los reconocía, él estaba ido, desorientado, a la señora que grabó el vídeo, le llegaron a preguntar qué pasó, ella dice que lo vio caminando normal, y tal vez se confundió, entró a ese piso y lo empezaron a empujar, y a dar golpes, pero como acá están con la xenofobia, lo agarraron entre todos, lo amarraron con papel envoplast, y lo lanzaron desde el tercer piso y cuando cayó le entraron a patadas”.

Tapias dijo que su primo no tenía armas ni mostraba actitud violenta para que lo hubiesen confundido con un delincuente. “Alguien que va a robar por lo menos tiene un cuchillo, y él no tenía absolutamente nada, parece ser que una patada le desprendió el hígado, y esa fue la causa de la muerte, ayer me llamaron para reclamar el cuerpo en la morgue, pero yo no tenía los documentos de él, porque todo lo dejó en la habitación”.

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver