Migrantes venezolanos en Latinoamérica sufren desalojos por la pandemia

Los retos que afrontan los venezolanos no se limitan solo a la crisis humanitaria que vive el país. Y es que de acuerdo con un estudio de organismos internacionales divulgado este miércoles, la mayoría de los migrantes y refugiados venezolanos han sufrido desalojos o riesgo de expulsión de sus residencias en el extranjero. Esto ante la imposibilidad para poder pagar los alquileres como consecuencia de los efectos de la pandemia. Así lo afirma la  «Encuesta regional de desalojos de las personas refugiadas y migrantes de Venezuela». 

Ahora es noticia: Venezolano que hacía delivery en Perú fue asesinado a balazos

Foto referencial

Asimismo, el estudio señala que 39,8 % de los venezolanos entrevistados para este documento sufrieron desalojos. Por su parte, 38 % estaban en riesgo de expulsión forzosamente de sus viviendas.

Aplicaciones de la encuesta

Las conclusiones del estudio se basaron en 1.800 entrevistas entre octubre y noviembre de 2020 a migrantes y refugiados venezolanos que viven en Colombia, Perú, Guyana, Ecuador, Panamá y República Dominicana, reseñó La Opinión.

«A todo este escenario complejo hay que sumarle la situación particular de la pandemia que tiene un impacto enorme», lamentó Julissa Mantilla, comisionada y relatora sobre los derechos de las personas migrantes de la CIDH, durante la conferencia virtual para presentar el documento. Este organismo «reconoce que hay violaciones de derechos humanos en la causa de la migración forzada y en la situación de refugiados durante el trayecto en los diferentes países de tránsito y al llegar al país de destino», agregó.

Denuncias del estudio

El estudio denuncia que la mayoría de migrantes venezolanos viven de alquiler en casas o habitaciones particulares con contratos verbales. Además, sin las «condiciones mínimas» ni las habitaciones suficientes para formar un hogar.

Y si antes de la pandemia ya existían «conflictos» por «falta de oportunidades y medios de vida» de los migrantes para pagar los alquileres, la situación «se agrava» ahora por el desempleo y la crisis sanitaria y social generada por la COVID-19, afirma el trabajo.

Adicionalmente, el documento advierte que los desalojos también se producen por «la discriminación» hacia los venezolanos. También advierte que la situación es peor para los migrantes en situación irregular y para las mujeres porque tienen «mayor probabilidad de sufrir violencia y amenazas».

Los Estados «deben tomar nota de esta información». En este sentido, cumplir con sus «obligaciones primarias» para proteger a los migrantes, alertó Mantilla.

Se estima que más de cinco millones de venezolanos han abandonado el país por la crisis social y económica que atraviesa. La mayoría emigraron a otras zonas de América Latina y el Caribe.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver