Clases virtuales: un caos que arropa a los carabobeños

Tras la cuarentena que acoge a Venezuela y sus diversas problemáticas con la conectividad, los estudiantes carabobeños viven un caos día tras día, para poder recibir sus clases virtuales.

Constantemente estos sufren de fallas eléctricas, ocasionando no poder ser regular con sus responsabilidades. Mucho menos, atender con las expectativas que estas merecen. Pues, por recibirse en los hogares, los profesores envían muchas más evaluaciones de las que se regula de manera presencial.

Clases virtuales y sus mayores retos frecuentes

Natalia Oliveros, estudiante de Comunicación Social en la Universidad Arturo Michelena (UAM), manifestó que a pesar que las clases virtuales son una opción para no paralizarse en la carrera, las condiciones en el estado no están óptimas para recibirlas. Ya que, con las grandes irregularidades más bien perjudican a muchos compañeros.

Ahora es noticia: Encovi: El consumo promedio de proteínas de los venezolanos es de un tercio de lo requerido

“Ya esta semana, cumplimos nuestra cuarta semana de clases y nuestra segunda de evaluaciones. Pero debido a la falta de internet y de luz muy a menudo, no he podido ver las clases completas. Impidiéndome realizar las evaluaciones, con el conocimiento completo”, señaló.

En tal sentido, esto ha venido desfavoreciendo en gran magnitud a los futuros próximos profesionales de Venezuela en las diversas carreras. Puesto que, además de no recibir el conocimiento requerido en el pensum para graduarse, no pueden buscar diversas opciones, ya que, la universidad solo posee una línea de comunicación oficial.

Bajo presupuesto para altas cuotas

Durante el inicio del nuevo semestre en la UAM, muchos estudiantes se vieron obligados a congelar la carrera o, en varios casos, inscribirse, pero con dudas de no saber si poder costear las demás cuotas. Pues, a pesar de estar en el ámbito digital, estas aumentan cada vez sin explicación alguna.

“Hasta el momento no nos han dado respuesta del por qué nos aumentan las cuotas si la universidad está cerrada. Ya no deben pagar limpieza constante, obreros o transporte, es muy inusual y, más aún en cuarentena que muchos no tienen para costearla porque no pueden trabajar. Solo lograran que esta se quede sin alumnos”, expresó Oliveros.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver