Volver
epidemiológica foto cortesía

Situación epidemiológica sobre el COVID-19 en Mérida

El equipo de Todos Ahora en colaboración de los periodistas, Elis Huiza y Alejandro Herrera conversó con tres doctores que investigan sobre la situación epidemiológica del COVID-19 en Mérida.

El doctor Juan Andrés Mendoza, profesor que integra el Departamento de Microbiología de la Facultad de Medicina de la ULA, uno de los médicos que ahora mismo trabajan en el acondicionamiento de los espacios del que podría ser el segundo laboratorio autorizado para detectar casos de COVID-19 en el país, ubicado en las instalaciones de la facultad ulandina, cuenta que «el laboratorio está aún en periodo de espera».

Ahora es Noticia: Persiste el aumento de precios en productos de la canasta básica

Los venezolanos, debido a las noticias que han circulado por  parte del gobierno, dan por hecho que será en los próximos días un laboratorio para detectar casos de coronavirus en el occidente del país.

“Sí, hemos tenido el contacto con el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Higiene, pero no nos han garantizado nada. El laboratorio está aún es periodo de espera. Nosotros acá necesitamos ser aprobados y contar con insumos y reactivos suficientes que ellos proporcionan como ente rector para realizar las pruebas.»

Mientras tanto, la Dra. María Inés Odreman, directora del Departamento de Microbiología y coordinadora del laboratorio, se encuentra en Caracas reunida con MinSalud y el Instituto Nacional de Higiene para gestionar los protocolos.

El propósito a abocarse sobre la situación epidemiológica

El propósito es definir la posible aprobación para realizar estudios sobre la situación epidemiológica en el laboratorio de la Universidad. Además, contar la misión de coordinar la logística para que los insumos y reactivos que se le exigen al organismo lleguen con seguridad y frecuencia a Mérida.

Mendoza dice no saber en qué estado están los acuerdos o cuáles y cuántos serán los insumos y reactivos que se van a enviar.

No obstante, la buena noticia es que ya las instalaciones tienen los equipos técnicos y hay seis  profesionales calificados que están listos para empezar a operar. El lugar cuenta con microscopios, centrifugas, refrigeradores, una máquina para esterilizar equipos médicos y cuatro campanas de fluyo laminar. Máquinas que son fundamentales, para asegurar la bioseguridad de los trabajadores en el laboratorio

«Son unos cabinas que tienen luz blanca y luz ultravioleta. La ultravioleta sirve para descontaminar el espacio de trabajo de cualquier material genético antes de introducir las muestras, después de dejarla encendida mientras la campana se halla inactividad”, dijo el profesor.  

Asimismo, explicó que “al encenderla se usa la luz blanca para ver mejor y se proyecta un flujo de aire de manera perpendicular para impedir que algún agente contaminante entre o salga de la cabina cuando se está trabajando».

Desde enero, Mendoza ha promovido por los medios de comunicación radiales la instalación del laboratorio en la ciudad como contingencia para la situación epidemiológica.

Luego, con la colaboración de la Corporación de Salud del estado concretaron reuniones con el Ministerio de Salud hasta llegar al punto en el que van los acuerdos, que aclara el doctor: «son hasta ahora solo palabras».

Mérida siempre ha aportado en esta área de la salud

En Mérida, no es la primera vez que el Departamento de Microbiología trabaja en convenio con el gobierno nacional para combatir enfermedades infecciosas con carácter de emergencia.

En los años 90’s cooperaron en el brote de cólera, después en las epidemias de Dengue, influenza AH1N1, Zika y Chikungunya. Ahora, con grandes posibilidades de prestar servicios una vez más.

Por ahora, en el laboratorio una de las mayores preocupaciones es que en los próximos días se deberá enfrentar el pico de la epidemia que aún, dice el doctor, no ha llegado a Venezuela.

Mendoza entiende que será difícil de afrontar en los hospitales centinelas del país que no están preparados para atender a tantos pacientes. Por esta razón, enfatiza que el gobierno debe apurarse para poner en funcionamiento lo antes posible el laboratorio para detectar rápido casos de coronavirus altamente infecciosos y cuidar a la población.

Por su parte, considera que además de Mérida, en otros estados también están preparados para habilitar centros de estudios o laboratorios.

«Zulia, Carabobo, Aragua, son dependencias que tienen los equipos para atender está epidemia. Hace falta es la diligencia de los entes encargados para que se pongan en funcionamiento. En Argentina, por ejemplo, el gobierno ya habilitó 19 laboratorios», afirmó Mendoza.

Contactos con otros organismos

En cuanto al contacto con los entes rectores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Organización Panamericana de la Salud (OPS), aseguraron que ya hay un enlace que vincularía las labores del laboratorio con CorpoSalud y a esta con el gobierno y la OPS.

Los informes seguirían siendo emitidos por el gobierno nacional tal y como se ha venido haciendo durante la cuarentena.

Sobre el costo de una prueba de PCR, el profesor Mendoza calcula que en un laboratorio comercial oscile su precio entre los 20 y 50 dólares americanos.

«Hacer un examen así es bastante caro», añade. Las pruebas que se hacen en estos momentos de pandemia, son financiadas en el mundo por la OMS, OPS y ONG internacionales.

¿Habrá voluntariado?

Estudiantes del 2do y 3er año de la facultad de medicina se ofrecieron voluntariamente a colaborar en la limpieza de las instalaciones. Con materiales de limpieza prestados por la universidad y algunos traídos de sus casas, cooperan para esterilizar el lugar.

Una vez inicie, el equipo estima dar resultados de entre 20 y 30 muestras diarias. Sin embargo, la capacidad de las máquinas puede captar más muestras diarias de ser necesario en algún pico de la epidemia, «hasta un máximo de 60 muestras», añadió Mendoza.

Finalmente, el doctor, que es jefe de la unidad de enfermedades infecciosas en la facultad y que tiene postgrado en Francia sobre virus, aludió a la importancia de mantener la calma como ciudadanos y promover la conciencia sobre nuestros allegados.

«El índice de muertes de la COVID-19 es técnicamente bajo con 4%, es decir, de cada 10 personas infectadas, quizá una muera. El problema es que es muy contagiosa, lo que eleva el número de casos y por ende las muertes. No debamos perder el control, pero tampoco dormirnos» concluye.

¿Cómo se encuentran las instituciones de salud en Mérida?

El director estatal de la unidad de epidemiología del estado, el doctor Isaac Pérez, contó que hace algún tiempo Mérida trabajaba en conjunto con el Instituto Nacional de Higiene y tenía dos laboratorios de salud pública, con el fin de atender situaciones epidemiológicas. Uno estaba ubicado en el ambulatorio Venezuela en la ciudad y el otro en el hospital II del Vigía.

Con respecto a los procesos para instalar el laboratorio de contingencia, Pérez reveló que el Ministerio de Salud evalúa también la opción de abrir otro laboratorio en el oriente del país, cuya localización desconoce. De acuerdo a lo que dice, la doctora Odreman junto a otro médico se encuentran tramitando  las peticiones con el ministro de salud.

Pérez explicó que debido al estado de alerta, el gobierno nacional decidió crear un puente aéreo con Mérida para trasladar las muestras del estado al Instituto Nacional de Higiene donde, por ahora, es la única instalación donde se pueden confirmar los casos de coronavirus.

El proceso para recolectar las pruebas del estado lo coordina la Corporación de Salud al recibir diariamente todas las muestras que se recogen en cada uno de los municipios. Luego se envían los lunes, miércoles y viernes desde el aeropuerto del Vigía a la capital.

Según Pérez, estos son los lineamientos que se siguen en cada uno de los estados del país.

En cuanto al rastreo de la data, explica el también profesor de la ULA, que las cifras que recoge la unidad de epidemiología se comparten exclusivamente con el Ministerio de Salud.

Por su parte, la OPS, ente supervisor de la región, hace las consultas directo con el gobierno para el acceso a esa información y posteriores estudios. Las cifras son propiedad del Estado.

El doctor, refiere que hasta ahora ha recibido con regularidad los insumos y virucultivos suficientes para llevar a cabo el proceso de asistencia médica adecuada en medio de la epidemia. Sin estos implementos su trabajo y el de todos los equipos médicos estarían parados.

Uno de los puntos que más resaltó fue en describir las características que los kits particulares que deben tener para usarse en la recolección de muestras.

«En la epidemia de influenza AH1N1, trabajábamos con pruebas de mucosa o con la colecta de bacterias en hisopos de algodón.

Con este virus debemos usar material especial como el cepillo de dacron, que sirve para raspar en la garganta de los pacientes o en los cornetes para conseguir la prueba» describió.

Primer y único caso confirmado, hasta ahora, de coronavirus en Mérida

Por otro lado, comentó que el único caso de coronavirus en la ciudad se encuentra muy bien en su casa. El joven de 24 años ha evolucionado con rapidez y espera que sea dado de alta la próxima semana.

También, habló sobre algunas experiencias que ha tenido el hospital universitario atendiendo a pacientes con síntomas respiratorios alarmantes.

Con la práctica se han dado cuenta que al combinar dosis de Cloroquina (un tratamiento contra el paludismo) y  Azitromocina, los pacientes con cuadros severos presentan mejoras sintomáticas en períodos de tiempo cortos. Dice que otros hospitales han decido hacerlo en medio de la crisis.

Asimismo, Pérez aclaró que aún con la epidemia, los doctores de las redes ambulatorias están llevando casa por casa las vacunas en  rutinas de intensificación para los niños menos o con un año de edad, como lo había anunciado el prófugo de la justicia, Nicolás.

Son rutinas de intensificación porque los médicos se han retrasado en el estado con un 10% de la población infantil no vacunada prevista hasta la fecha y ahora se hacen estas jornadas para ubicar a los niños que necesitan las vacunas.

Este trabajo se extenderá hasta el 29 de marzo y se está inyectando contra la antipoliomelitis, pentavalente, fiebre amarilla y trivalente viral.

Los doctores afirman que la ciudad  ha respondido muy bien ante las medidas de cuarentena. Sin embargo, saben que no todo es color de rosa y que lo peor está por venir.

¿Te gustó lo que leíste?

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!