Volver

Rubio se vuelve una ciudad fantasma después de las 2:00pm

Nueva semana de flexibilización y nuevas cosas se ven en los municipios fronterizos, tal es el caso de Rubio en el estado Táchira, pues luego de las dos de la tarde se convierte en un pueblo fantasma. El equipo de Todos Ahora recorrió las principales calles y avenidas de la ciudad, para ver cómo es la “vida comercial”, pasada el medio día.

Se observó que las principales vías de Rubio, permanecen completamente vacías. Sin ninguna movilidad de vehículos ni personas, sólo y exclusivamente permanecen abiertos aquellos locales que pertenecen al sector alimenticio, farmacéutico y ciertos locales comerciales como peluquerías, ferreterías, entre otras. Estos mantienen abierto hasta las cuatro de la tarde.

Ahora es noticia: CNE del régimen incrementó el número de parlamentarios a elegir de 167 a 277

Movilidad en la mañana

Desde las 8am a las 2pm observamos movilidad de vehículos, transporte público, de carga pesada y demás. Así como de personas realizando compras en diferentes puntos de la ciudad. En algunos casos con las medidas de prevención y en otros sin ninguna medida.

Destacamos, que ciertos locales implementaron en su entrada, el rocío de un antibacterial en spray a cada visitante para ingresar. Un 70% exige tapabocas y guantes, el restante sólo un distanciamiento, que en su mayoría no se cumple.

Pueblo fantasma

En tal sentido, conversamos con diferentes personas cómo ven estas medidas. En su mayoría cree que no ayuda para nada, según ellos algunos locales cumplen los protocolos de protección. “Pero que sirve si salimos del local, y se quitan el tapabocas, y peor aún, pasan por puntos de aglomeración como si nada”, expresó Fátima Rodríguez, habitante del centro de Rubio.

Así mismo mencionó, José Roa también habitante de Rubio, que ve sin lógica lo que realiza la mayoría de las personas. “Algunos van como si no pasara nada. Lo malo de todo esto es que no sabemos cuántos casos ciertos hay aquí en Táchira, por eso debemos cuidarnos”.

Finalmente se puede decir que de 8 de la mañana a 2 de la tarde, hay una “normalidad” en la ciudad pontálida, pero luego de las dos la mayoría cierra su santamaría y se convierte en un pueblo fantasma, pues las personas no salen para tratar de cumplir lo anunciado por parte del régimen.

¿Te gustó lo que leíste?

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!