Volver
Rubén González / Foto Cortesía
Compártelo:

Rubén González con más de 500 días preso y delicado de salud

El secretario general del sindicato de Ferrominera Orinoco, Rubén González, lleva más de 16 meses preso en la cárcel de La Pica. El 13 de agosto de 2019, fue condenado a cinco años y nueve meses de prisión por el Tribunal Militar 5to de Control de Maturín, a cargo del coronel Alexis Baloa.

La noche de este lunes 13 de abril, se dio a conocer que el dirigente sindical se encuentra en un estado delicado de salud. Esto, tras presentar durante cuatro días seguidos, una severa crisis hipertensiva que ha venido empeorando y con problemas renales. Su familia y abogados denuncian que no ha recibido atención médica.

Ahora es noticia: Tres áreas de la UDO Anzoátegui volvieron a ser blanco de robos

¿Cuál es el estado de salud de Rubén González?

Sindicalistas, diputados de la Asamblea Nacional (AN) y organizaciones no gubernamentales alertaron la situación por la red social Twitter. Expresaron que el grave estado de salud de González, de 61 años de edad, pone en peligro su vida. Exigieron al gobierno su libertad inmediata.

Por su parte, Pablo Zambrano, secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud), publicó la presión arterial que el sindicalista ha registrado en los últimos cuatro días.

“El viernes 10 de abril, 140/80. El 11 de abril, 160/90. El 12 de abril, 180/90. Para este lunes 13 de abril 180/100. Además, sigue con fiebre y problemas renales”, dijo.

Igualmente, Yarudid González, secretaria de doctrina y formación sindical de Sintraferrominera e hija del sindicalista, informó que los funcionarios del centro penitenciario llamaron a la familia para decirles que González volvió a presentar crisis hipertensiva y problemas renales.

«Nosotros no hemos podido llevarle comida desde el mes de marzo ni tampoco sus medicinas, las que él regularmente consume por los problemas renales», aseguró.

Antecedente médico de González

En noviembre de 2019, cuando cumplió un año preso, González estuvo casi una semana con fiebre y fuerte dolor en los riñones.

Fue trasladado de la prisión a un Centro de Diagnóstico Integral (CDI) debido a que también sufrió una crisis hipertensiva, pero no le realizaron la evaluación médica que correspondía.

A inicios de diciembre un cardiólogo indicó que debía ser hospitalizado de emergencia, pero el régimen se negó manteniéndolo detenido.

Solicitud de apoyo

El Programa Venezolano de Educación en derechos humanos (PROVEA) y la Comisión para los derechos humanos y la Ciudadania (CODEHCIU), exigen a la comunidad internacional apoyo y liberación inmediata de González.

Lo más leido