Fotos | Reactivan unidades de producción de truchas en Mérida

La producción de truchas en el estado Mérida, se inició aproximadamente en el año 1937, y desde entonces, adoptó aguas andinas para convertirse en un ícono dentro de los platos típicos más solicitados por los turistas, pero también por los habitantes en el estado.

La truchicultura era una de las actividades más importantes del páramo merideño, siendo junto con la agricultura, las fuentes económicas de mayor relevancia. Sin embargo, en los últimos años, esa tradición ha ido desapareciendo, debido a la poco productiva de estos alevines.

Ahora es noticia: Desde Mérida exigieron justicia para los feminicidios

Incluso, algunas de las principales unidades de producción, fueron víctimas de expropiación por parte de la administración de Nicolás Maduro. Esto trajo como consecuencia que estas quedaran en total deterioro y abandono. 

Reactivación de las unidades de truchicultura

Desde hace un año, estas unidades están siendo reactivadas, permitiendo de esa manera que este sector vuelva a producir. Pero, aunque existen las ganas por parte de lo truchicultores en seguir trabajando, se ven en la obligación de frenar sus labores.

Los mismos aseguran que deben enfrentar grandes limitaciones, las cuales hace que esta actividad no se active en su totalidad. Tales como; la falta del alimento para los alevines, la falta de propuestas consensuadas para obtener financiamiento, asistencia técnica, suministro de insumos y la distribución del producto.

A esto se le suma el tema del combustible, que viene afectando desde hace algunos años a todos los sectores del estado, puesto que esta problemática imposibilita la movilización de los trabajadores hasta las unidades de producción y deben hacerlo caminando, por horas para cumplir con sus labores diarias.  

La escasez del alimento 

Esta es una de las principales consecuencias que ocasionó la ausencia de las truchas en Mérida. Estos peces eran importados y dejaron de llegar al país.

El alimento suministrado en las diferentes etapas, debe contener 50 % de proteínas y ser distribuido en porciones de 12 comidas por día. Se deben seleccionar los peces por tamaño con el fin de evitar el canibalismo. La manipulación de los alevines debe realizarse antes de alimentarlos y evitando, en lo posible, la radiación solar fuerte.

“Tenemos truchas que tienen un año con pesos de 80 gramos, y es una situación lamentable porque con un alimento adecuado que regule las condiciones necesarias para el desarrollo de la trucha, podríamos producir en siete y ocho meses truchas con un promedio de 300 a 350 gramos y eso no está ocurriendo en la actualidad”, dijo Juan Romero, truchicultor. 

Hablan los truchicultores de la zona

Los truchicultores aseguran que no cuentan con la dotación de personas necesarias para desempeñar sus labores de producción. También manifestaron que no cuentan con botas para entrar en los estanques, en algunos casos, deben pedir prestadas botas para así poder hacer su trabajo. Además, en diferentes épocas del año deben enfrentarse a bajas temperaturas entre 4 y 6 grados, lo cual les preocupa, ya que podrían enfermarse al no tener la indumentaria necesaria. 

 “No tenemos ni botas para entrar en los estanques para hacer nuestro trabajo, yo debo prestarlas; además en diferentes épocas del año nos enfrentamos a bajas temperaturas entre 4 y 6 grados y no tenemos la indumentaria para evitar enfermarnos”, expresó Luis Castro representante del páramo de Los Conejos. 

“Yo tengo 25 años en este campo, mi papá lo trabajó y ha venido siendo una cadena, en donde realmente el sector nos importa y somos dolientes de él”, agrego Castro. 

Asimismo, Janeth García, representante de los Consejos de Pescadores, Pescadoras y Acuicultores (Conppa) de Sierra La Culata, sostuvo que, una unidad de truchicultura fue recuperada y costa de siete tanques que se encuentran activados desde hace aproximadamente 22 días, “con mucho esfuerzo propio tenemos una pequeña cantidad de truchas para iniciar la operatividad y ver el comportamiento del agua, pero ha sido una lucha fuerte”.

Campo Experimental TruchÍcola “La Mucuy”

La Mucuy es un centro de producción de alevines y ovas embrionadas, principales del estado Mérida, se encuentra en el parque Nacional Sierra Nevada, en el municipio Santos Marquina, un lugar que resguarda valores naturales y escénicos, ubicada entre los 400 y 5000 metros de altura. Desde este centro están incrementando su producción para convertirlo nuevamente en un centro piloto de investigación, distribución y calidad en truchas de la región andina. 

Fotos de la truchicultura en Mérida

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver