Propuesta de Maduro a los microempresarios: Análisis económico

Como parte de un plan de «dinamización de la economía nacional», Nicolás Maduro anunció este miércoles nuevas medidas destinadas a los microempresarios del país, pero ¿son estas propuestas las que necesita el sector productivo venezolano?

El economista Leonardo Buniak ofreció un análisis con respecto a esta oferta de exoneración de pagos de tasas Saren, Registro Mercantil, Impuesto sobre la Renta (IVA) y patente por los ingresos generados hasta diciembre del 2021, hecha por el régimen para las Pymes.

Ahora es noticia: Borges responsabilizó al régimen por muertes del personal de salud por COVID-19

De acuerdo con Buniak, la medida anunciada por Maduro es positiva pero extemporánea y absolutamente insuficiente. Además de alejada de lo que realmente demanda el sector productivo venezolano.

«El anuncio es positivo. Yo aplaudo la medida tomada por el gobierno. Sin embargo, esta es absolutamente insuficiente porque no va a dotar de capital a las empresas, no les va a dar financiamiento. Lo que el sector empresarial del país necesita es flujo de caja operativo que se puede obtener a través de financiamiento crediticio, el cual, dejó de existir en Venezuela porque el Banco Central tiene un encaje legal de 93%», expresó.

En este sentido, señaló que estos anuncios del régimen, «son la consecuencia de los impactos económicos colaterales de la COVID-19 en la economía venezolana. Los cuales, se han traducido en cierres parciales y totales de la actividad económica».

Destacó que existe una parte del comercio que ha resultado más afectada por no ser considerada como sectores priorizados por parte del régimen.

«Los que no están dentro de los llamados sectores estratégicos, son aquellas empresas que están cerradas y no están produciendo, pero sí están obligadas a cumplir con sus contrataciones contractuales. Por lo tanto, muy buena parte del sector productivo se encuentra en una situación sumamente precaria», dijo.

¿Cuál es el principio del confinamiento?

Aseguró que, el Estado decide aplicar una cuarentena con el objetivo de aplanar la curva de contagio para evitar que el sistema de salud colapse como ya es una realidad en el país.

«El gobierno ha decido confinar la economía para suprimir a la COVID-19. Esto implica el cierre de las empresas, y a su vez, se traduce en una con tracción en la economía. Cuando esto ocurre, se supone que el gobierno debe contar con la capacidad económica para poder aliviar los efectos colaterales de la regresión», manifestó.

«El Estado venezolano no tiene una holgura fiscal y capacidad económica como la de Estados Unidos, Europa y otros países de Latinoamérica. Los cuales, están percibiendo además ayuda financiera por parte de los organismos multilaterales», agregó.

¿Cuáles son los anuncios que se esperan?

El economista explicó que, a pesar de que algunas empresas estén cerradas, estas requieren de un conjunto de medidas económicas que le permitan aliviar su situación.

Resaltó que, el sector económico del país le ha solicitado al Ejecutivo Nacional, políticas que propicien suministren de trabajo y un flujo de caja operativo.

«Las empresas requieren para pagar los sueldos y salarios de aquellas personas, que por no pertenecer a los sectores estratégicos, están en su casa. Además, para comprar la materia prima que necesitan para producción de bienes y servicios», comentó.

Asimismo, indicó que han solicitado el diferimiento del IVA y la disminución del encaje legal para que los bancos.

«Un elemento crítico es que en Venezuela ha desaparecido el crédito bancario. Esto se debe a que el encaje legal, que estuvo en 100% en principio, se redujo apenas a 93%. Esto significa que 93 bolívares de cada 100 que un banco capte por depósito del público, debe encajarlo en el Banco Central y no puede prestarlo en crédito bancario», explicó.

¿Cuál es la finalidad de estas medidas económicas?

A juicio de Buniak, estos son anuncios «totalmente retóricos y con fines absolutamente políticos».

«El gobierno tiene en sus manos, la posibilidad real de dotar a la economía del financiamiento que necesita y no lo está haciendo ¿Cómo lo puede hacer? Disminuyendo el encaje legal del Banco Central de Venezuela. Ese dinero que capta la banca, es dinero de los venezolanos, es depósito del público que la banca después usa para financiar la actividad crediticia, que a su vez, es la que financia la actividad productiva que genera empleo y crecimiento económico», aseveró.

Acotó que hoy en día la banca venezolana tiene la cartera de crédito más pequeña de América Latina.

«La cartera crediticia de Venezuela es de 168 millones de dólares. Eso 27 veces más pequeña que la de banca nicaragüense, 200 veces más pequeña que la banca colombiana, 500 veces que la banca mexicana», destacó.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver