Hallazgos del Proyecto Oso Andino Guaramacal contribuye a la preservación de la especie

Proyecto Oso Andino Guaramacal es una organización no gubernamental que nació en el municipio Boconó del estado Trujillo en agosto del año 2016. Desde esa fecha hasta la actualidad, han venido trabajando en el Ramal de Guaramacal y en el de Calderas.

Durante este tiempo se han encargado del estudio, el monitoreo y la conservación del oso andino o frontino, como mayormente se le conoce, así como áreas que constituyen su hábitat natural en el eje sur de la Sierra de Trujillo.

Ahora es noticia: Fundimma ejecuta un programa de alimentación para personas en condición de calle en Mérida

Es importante resaltar que, este mamífero no solo está en nuestro país, ya que su distribución biogeográfica es muy amplia. Su hábitat cubre varias zonas de los Andes venezolanos y la Sierra de Perijá Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia; e incluso al norte de Argentina.

Especie en peligro de extinción

El oso andino desde hace algunos años forma parte de uno de los animales en peligro de extinción. Esto debido principalmente a la cacería furtiva y la acelerada deforestación de su territorio que ha contribuido con su desaparición. Sin embargo, gracias a los estudios y hallazgos obtenidos por esta organización, existe la esperanza de que esta especie se siga manteniendo. Por esta razón siguen trabajando para que sea posible.

Trabajo de la organización

El Proyecto Oso Andino Guaramacal busca dar a conocer la importancia de su conservación y de los ecosistemas que requiere para su sobrevivencia. Además de los beneficios ecológicos, económicos y sociales que esto conlleva.

Las personas que forman parte de la organización se han especializado en el estudio sistemático de la especie, así como el levantamiento de información directamente en el campo. Han realizado un monitoreo mediante cámaras trampa, siendo esta una técnica no invasiva que han implementado para conocer en qué territorio están los osos, así como los rastros, huellas y señales que indican la presencia de estos ejemplares en Los Andes tropicales.

Marcos Hidalgo, fundador y coordinador de la ONG, explica que vienen trabajando desde el año 2016 en investigaciones relacionadas con los Osos, pero siempre tratando de ir más allá. No obstante, su incorporación en este mundo viene desde el 2011, cuando aún era estudiante de la Universidad Los Andes (ULA) a través del levantamiento y diagnóstico para justificar la  ampliación del Parque Nacional Guaramacal en el sector Laguna de Agua Negra.

«Bueno desde allí trabajamos de manera ardua con comunidades para promover esa ampliación. Sin embargo no fue posible y bueno a partir de 2016, o finales 2015, empezamos a trabajar lo que es la declaratoria del Parque Nacional Ramal de Calderas, en el estudio sistemático de la especie y bueno aquí estamos 2021 seguimos y vamos avanzando en ellos», expresó Hidalgo en entrevista a Todos Ahora.

Personas que forman parte del trabajo de la organización

El equipo de trabajo inicialmente contaba con dos personas: Hidalgo y el baqueano guardaparques, Elio Ramón Caracas.

«Nosotros fuimos trabajando arduamente sin descansar todos esos años hasta que fuimos incorporando al hijo del señor Ramón, otro guardaparque que se llama José Caracas y al ingeniero en recursos Leomer La Cruz». Indicó.

Hidalgo sostiene, que durante el 2020 ven materializada su iniciativa y es cuando incorporan a otros baqueanos y guías de las comunidades de Las Negritas y Niquitao. Estos son los encargados de llevar al equipo a Llano Grande donde realizan parte de los levantamientos de información.

Actualmente el proyecto cuenta con cerca de 16 personas, de las cuales, 12 se dedican al trabajo de campo. Cabe destacar que, esta iniciativa tiene una estructura organizativa donde además se encuentra el profesor Edgar Llerena, de la Universidad Simón Bolívar. Este último fue uno de los pioneros de la investigación del oso andino en Venezuela.

«Dentro de la organización es el director científico y es quién dicta la pauta en todo lo que tiene que ver con la investigación del Oso. También Kenny Ure, investigador venezolano que se encuentra en Bolivia, y que la organización cuenta con su apoyo y asesoría en cuanto a campo», comunica Hidalgo.

Hallazgos obtenidos hasta la fecha

Asimismo, dentro de los hallazgos más resaltes hasta la fecha destaca; la sistematización de más de 1300 rastros de presencia, uso de hábitat y dieta del oso andino en el eje sur de la Sierra de Trujillo.

En el Parque Nacional Guaramacal la organización ha logrado identificar, fehacientemente, a seis osos andinos y en el Ramal de Calderas, desde hace más de un año, tienen cerca de nueve individuos identificados en estos territorios.

A través de un trabajo arduo, la organización sigue llevando a cabo su monitoreo de manera constante gracias a las 12 cámaras trampa que tienen activas en 10 estaciones de monitoreo. Manifestaron que esos son uno de los logros más importantes que han destacado a nivel científico.

«También es importante destacar el trabajo mediático. La parte social donde nosotros creemos que nuestro trabajo ha hecho posible con respecto a sociedad en Venezuela. Se recuerde a la población que existe el oso frontino», puntualiza Hidalgo.

Esta especie se encuentra en peligro de extinción. Po lo que para el equipo de Proyecto Oso Andino Guaramacal es gratificante que a través de estos trabajos las personas en el país, y fuera de él, se pueden enterar de que aún existen los osos frontinos y que deben cuidarse.

Plan oso gente café

Finalmente, desde la organización están desarrollando una nueva iniciativa que se denomina Plan Oso Gente Café. Con esta buscan promover la incorporación del café como sistema agroforestal en las adyacencias del bosque nublado en el Ramal de Calderas, sobre todo en el sector de Las Negritas que es un área bastante aislada del municipio Boconó. Esta además, necesita atención y desde la organización cuentan con la disposición y con este tipo de iniciativas en beneficio del ecosistema.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver