Atacaron violentamente a miembros de una iglesia evangélica en Mérida 

Miembros de la iglesia cristiana Árbol de Vida, ubicada en el sector El Arenal, municipio Libertador del estado Mérida, fueron gravemente agredidos por antisociales. Los sujetos marcaron cruces en los cuerpos de sus víctimas, incluso, los obligaron a comerse algunas páginas de la biblia.

Iglesia evangélica en Mérida. Foto: Cortesía

El hecho ocurrió la tarde de este 16 de febrero, en una casa de restauración que lleva por nombre “12 hombres de valor”, y que es propiedad de la iglesia evangélica antes mencionada. 

Ahora es noticia: Exigen explicaciones sobre crímenes de lesa humanidad en Consejo de DDHH

Heridos de gravedad

Cristian Dugarte, pastor evangélico de esta iglesia, en entrevista para Todos Ahora manifestó que cuando los atacantes llegaron al lugar, se encontraban cuatro hombres, a los que golpearon fuertemente; dos de ellos, se encuentran recluidos en el Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (IAHULA) por presentar heridas de gravedad. 

“Dañaron las instalaciones, les hicieron equis en las espaldas. A muchos de ellos le metían la biblia por la boca”, explicó Dugarte.

Asimismo, informó que identificaron a dos de los atacantes y son parte de la comunidad, puesto que, en anteriores ocasiones estos habían insultado a los miembros de la iglesia evangélica.

Cabe destacar, que las personas que habitan en esta casa de restauración, vivían en situación de calle. El pastor Dugarte los acogió para así ayudarlos a llevar una mejor vida.

Piden justicia a las autoridades

La denuncia sobre esta situación ya fue presentada ante el Cuerpo de Investigación Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) por parte del pastor Cristian Dugarte. Él teme también por la vida de su familia, producto de que estos mismos sujetos intimidaron a su esposa minutos antes de cometer las agresiones a los miembros de la iglesia.

“Ellos pasaron frente a la bodega que yo tengo, y se rieron en la cara de mi esposa, antes de hacer estas fechorías”, narra Dugarte. 

Además de las agresiones que sufrieron estas personas, los antisociales destruyeron totalmente el techo de la casa de rehabilitación. También se robaron objetos personales de las víctimas. Hasta el momento se desconoce el móvil que motivo a esta situación.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver