Escuela de Ciencias Aplicadas del Mar de la UDONE sufre constantes robos

Victoria Villamizar, licenciada en Biología Marina, miembro de la Asociación de Biólogos Marinos y Acuicultores de la Escuela de Ciencias Aplicadas del Mar (ASOBIOMA-ECAM), en una entrevista para Todos Ahora, detalló los constantes robos que ponen en riesgo la existencia de carreras de la escuela de Ciencias Aplicadas del Mar.

La ECAM es la única escuela de la UDO y la única institución universitaria en Venezuela que licencia profesionales en Biología Marina, Acuicultura y Tecnología de alimentos. Tras 42 años de su fundación, han egresado de la escuela profesionales en el área de las ciencias marinas de renombre mundial, pero que en los últimos años se ha afectado en casi su totalidad.

Ahora es noticia: Larenses invitan a la ciudadanía a participar en la consulta popular de diciembre

Constantes robos que ponen en riesgo la existencia de la escuela

La ECAM, tal como otros campus de la UDO no es ajena a los hurtos y el vandalismo por parte de antisociales. Tras quedarse poco a poco sin vigilantes, en las noches individuos acceden a las instalaciones para violentarlas y hurtar equipos y materiales.

Foto: Cortesía

Actos delictivos impunes

Durante la pandemia, las autoridades de la escuela han denunciado dos robos. El primero en junio y el segundo el pasado 16 de octubre. En estos hechos sustrajeron las ventanas de un aula, tres unidades externas de aires acondicionados. También material de papelería de la dirección de escuela.

Tras la denuncia y un procedimiento con efectivos de la Guardia Nacional, que interrogaron a testigos de la comunidad, fueron arrestados en sus viviendas cuatro individuos que tenían en sus casas los equipos denunciados como hurtados. A estos sujetos los pusieron a la orden de fiscalía. Sin embargo, días después la fiscal segunda del Ministerio Público del régimen les otorgó libertad bajo presentación por no haber sido capturados infraganti.

Actualmente estos individuos han manifestado públicamente sus deseos de continuar destrozando la institución. Adicionalmente han amenazado la integridad física del personal (que en su mayoría reside en la misma localidad de los implicados en los robos). Dichas amenazas ponen en riesgo además de al personal, también al estudiantado, y dará como consecuencia que la reactivación de la actividades se vea frustrada.

“Pero la cosa no quedo allí, estos individuos han estado amenazando contra la integridad física del personal obrero que hace vida en la institución y además contra el cuerpo estudiantil, manifestando que «ahora sí van a robar y destruir la universidad «. De manera que se ve en riesgo el próximo comienzo de actividades en el campus” declaró la entrevistada.

Los estudiantes de dicha escuela, han hecho un llamado a los distintos organismos a no dar por olvidada la situación por la cual han atravesado los pocos estudiantes que permanecen inscritos en las distintas carreras.

Volver