Volver
Mercado Las Pulgas / Foto Cortesía
Compártelo:

En represión terminó el desalojo del Mercado Las Pulgas

Un “cierre indefinido” del mercado Las Pulgas de Maracaibo para evitar un nuevo brote de la COVID-19, fue la orden luego que el 63% de los casos altamente sospechosos provienen de ese mercado.

La autoridad regional del régimen, Omar Prieto, anunció que desde este domingo los espacios del centro de acopio y distribución de la capital zuliana, serían tomados por los cuerpos policiales y militares por considerarse el foco de contagio del virus en la región.

Fuerza pública vs comerciantes de Las Pulgas

A las 06:00am una gran cantidad de vendedores de la zona, se concentraron en un intento de recuperar la mercancía de sus negocios. Pero los mismos fueron dispersados por el operativo militar y policial que se encontraba articulado desde la noche de ayer domingo.

Ahora es noticia: Guaidó: Lunes en la mañana y ya van nueve protestas en el país

Los comerciantes exigían retirar su mercancía, porque la gran mayoría teme que se dañe o simplemente sea robada. La fuerza pública con gases lacrimógenos y el uso de los vehículos antimotines con los que cuenta la policía regional, reprimieron a los comerciantes.

El hecho surgió, luego de la decisión del cierre del mercado más popular de la capital zuliana. Siendo la tercera ocasión de enfrentamiento que sucede desde el inicio de la cuarentena.

Los comerciantes expresaron su preocupación e inquietud, tras la decisión tomada por Prieto. Esta acción, dejaría sin ingresos económicos a 6.000 comerciantes informales de la ciudad marabina.

Comerciantes preocupados

A pesar que se mencionó que el mercado abrirá en su momento, con todo el rigor y control de las personas que vayan y hacen vida en el mercado, no deja de existir la incertidumbre entre los comerciantes, compradores e incluso buhoneros.

CesarBurgos, comerciante del mercado, expresó a Todos Ahora que si realmente existe un brote de la COVID-19 y el epicentro es Las Pulgas, la decisión es respaldada. Ya que más del 50% no cumplen con las medidas sanitarias.

«La gente no usa tapabocas, se tocaban, existía hacinamiento, incluso a veces no se podía ni caminar de la cantidad de gente. Un aproximado que se podía ver a diario como de 5.000 personas comprando, saliendo, entrando y muchas de ellas sin cumplir las normas sanitarias».

También destacó que, las únicas normas que se cumplían, era con la presencia de cuerpos policiales en patrullas. Así como por una de las salidas estaban los bomberos desinfectando, a todas las personas que utilizaban esa entrada y salida.

«Por otra parte, esta medida afecta totalmente el trabajo de muchísimas personas. El gobierno debe intervenir y ayudar a la gente que solo tenía como única entrada su trabajo en este mercado, o la gente que compra a diario».

Lo más leido