El transporte público, otro dolor de cabeza para los jóvenes venezolanos

En una tarea titánica se ha convertido para los jóvenes venezolanos el uso del transporte. La mayoría de los usuarios enfrenta día a día varios problemas para llegar a su destino.

Referencial / Cortesía

La lista de males que pueden vivir es extensa: falta de efectivo, de unidades de transporte, aglomeración, exposición a la COVID-19, inseguridad, entre otros.

Algunos voceros del sector transporte han detallado también lo que ocurre en esta materia. El 31 de mayo, Fernando Mora, director ejecutivo de la Cámara Venezolana de Empresas del Transporte Extraurbano, advirtió que aproximadamente 70% de las unidades de transporte en el país se encuentran paralizadas. Esto debido a la falta combustible, repuestos y recursos para ser reparadas.

Ahora es noticia: Falta de transformadores eléctricos afecta a cientos de familias en Barquisimeto

«Trabajar dos días a la semana con una tarifa que está muy por debajo de los estándares normales para mantener una unidad. Prácticamente estamos al borde del colapso total«, dijo en una entrevista con Unión Radio.

Este escenario deja entrever cómo los ciudadanos se ven afectados por la falta de políticas que ayuden a mejorar el transporte en Venezuela.

Hablan los jóvenes sobre el transporte en Venezuela 

A continuación, algunos testimonios de jóvenes que se han visto afectados.

Elizabeth Castillo, estudiante de Derecho, comentó al equipo de Todos Ahora: «Vivimos una situación muy complicada, ya que a las unidades de transporte no les suministran el suficiente combustible para que puedan laborar como comúnmente se hacía. Los jóvenes tenemos que levantarnos bien temprano, es un desgaste incluso para los mismos transportistas que no pueden trabajar».

Transporte

Por su parte, Carlos Alberto Guzmán, caraqueño, dijo que hay varias irregularidades que ocurren como los cobros excesivos de pasaje. Además no quedan opciones viables debido al deterioro del Metro de Caracas. «Todo es malísimo», comentó.

«Es fatal, tétrico, a mi perspectiva es horroroso, demasiado ineficiente», dijo al ser consultada la joven Rencis Solórzano.

Otra de las opiniones recogidas fue la de Christian Rodríguez, quien consideró que hace falta un servicio más digno para la población. «Cuesta mucho movilizarse y también hay áreas que decayeron todas las unidades. Antes en algunas zonas había 20 unidades y ahora solo hay tres», dijo.

Vicmar Espín, joven en el estado Nueva Esparta, afirmó que su experiencia con el transporte público en Venezuela es patética. Esto debido a la falta de autobuses, abusos por parte de camioneteros y la falta de efectivo. «Cuando uno va a la universidad es pésimo pasar por este tipo de situaciones», sostuvo.

Este es el claro reflejo de cómo la crisis humanitaria compleja ha impactado en los distintos ámbitos de la vida de los jóvenes venezolanos, quienes ven trabas en algo tan común como trasladarse en un autobús.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver