El servicio delivery, un negocio que esta en auge en Venezuela

La actual situación que vive Venezuela por la pandemia causada por el COVID-19 hace imposible que las personas asistan a consumir con normalidad a los restaurantes, panaderias y pastelerias. Sin embargo esto no ha impedido que las empresas y locales de comida rápida en la capital venezolana busquen formas para seguir ofreciéndole comida a sus clientes y sueldo a sus empleados que en su gran mayoría ven este negocio como una salida para enfrentar este problema. Es por ello que utilizan el servicio delivery.

José Luis Álvarez es empleado de la repartidora Dingo y comentó que día a día se levanta temprano y de manera organizada sorteando las dificultades de transporte propias de la crisis del país, tomando las medidas de precaución necesarias para evitar contagiarse de coronavirus. 

Ahora es noticia: EEUU sancionó a dos «colaboradores» del hijo de Nicolás Maduro

Servicio de Delivery

Expresó que la oportunidad de la entrega del pedido a la puerta de las casas se le presentó como un salvavidas puesto que tenía pensado viajar a España antes de que el país ibérico entrara en confinamiento para poder reencontrarse con su hijo de 13 años que no ve desde hace mucho tiempo.

No contaba con trabajo por la actual crisis de Venezuela. “Me suspendieron el vuelo y no pude viajar, mientras tanto estoy haciendo el billete para ver si puedo irme más adelante”, dijo. 

José Luis expresó su preocupación que le genera andar en las calles en moto ya que representa un peligro, como también estar entregando delivery en la puerta de los hogares de los caraqueños es un riesgo. “No sabes con quien te vas a contagiar”, es la única forma que tiene de sustentar su hogar mientras está en cuarentena.

Actualmente vive con su mamá y ella no trabaja, así que viven diariamente de lo que él pueda hacer repartiendo encomiendas por la ciudad. 

Por la medida de aislamiento social, muchos negocios bajaron bajar sus santamarías momentáneamente. Allí vieron una oportunidad en el servicio delivery de mantenerse activos y pagar salarios, fundamentalmente en el rubro comida, pero también en el de tecnología.

Esta es una tradición que se extiende a restaurantes y pastelería en todo el mundo. Sin embargo, en Venezuela era un lujo difícil y costoso de conseguir. Actualmente ha vuelto una buena opción para comerciantes y clientes que  tomó auge durante el confinamiento en el cual todavía estamos por COVID-19. 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver