El Judas que quemaron los caraqueños este Domingo de Resurrección

Este 2021 desafiando la cuarentena radical, vecinos de La Candelaria y de otras parroquias del municipio Libertador, realizaron la tradicional quema de Judas. Pero esta vez les tocó hacerla de madrugada desde la azotea de un edificio para evitar represión de la policía o grupos armados.

Quema de Judas

En esta ocasión los caraqueños prendieron fuego a un monigote de cuatro cabezas disfrazado de colectivo Cupaz-FAES. Los rostros incinerados fueron los de Nicolás Maduro, Jorge Rodríguez, Aristóbulo Istúriz y Erika Farías.

Ahora es noticia: Venezuela entró esta semana de nuevo en cuarentena radical

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, señaló que a pesar de la pandemia hay muchas razones para protestar, y la quema de Judas es una forma creativa de cómo los pueblos rechazan a sus pésimos gobernantes. “Por eso desde la azotea de un edificio, quemamos al Judas Colectivo Maduro Rodríguez Istúriz de Farías, siendo estos las caras de quienes en plena mortandad del Covid-19 tienen al pueblo oprimido y sufriendo las peores penurias”, indicó.

Rojas detalló que uno de los incinerados fue Nicolás Maduro, el cual, para los venezolanos es el principal responsable de la destrucción del país, dijo. “Su nivel de crueldad llega a tales niveles que cuando hay miles de personas en Venezuela muriendo de Covid, el tirano Maduro se niega a recibir la vacunas del programa Covax, argumentando razones políticas. Él es el mayor traidor a la patria.”.

Más sobre esta quema de Judas

Comentó que también colocaron en el muñeco la cara del Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional chavista y calificado como el Joseph Goebbels venezolano. “Rodríguez ya ha sido Judas en varias oportunidades luego de su corrupta gestión como alcalde de Caracas, pero esta vez el honor se lo ganó al ser el promotor principal de un golpe a la constitución, instalando un parlamento ilegal luego de las elecciones fraudulentas del pasado 6 de diciembre, esto sin contar ser el inventor de crímenes para llevar a decenas de opositores a las cárceles sin haber cometido delitos alguno”, afirmó.

Declaró que no podían olvidar entre los judas a Erika Farías, siendo ella, en su opinión, la peor alcaldesa en toda la historia de Caracas. Por eso, los caraqueños a través de esta protesta creativa le expresaron todo su rechazo. “Su gestión se ha basado en volver a Caracas una zona de guerra, haciéndose la vista gorda con bandas delictivas como la del Coqui en la Cota 905 y apoyar a sus colectivos armados para que invadan propiedades y repriman a la población. Sin dejar de lado la destrucción de la historia caraqueña o condenarnos a vivir en condiciones inhumanas sin agua, electricidad, gas y además, inundados de basura”.

Concluyó que en homenaje a los maestros venezolanos también quemaron a Aristobulo Istúriz.“El monigote también tenía en su vestimenta las insignias de las FAES, responsables de masacrar al pueblo como lo hicieron hace unos días en Apure, y de las Cuadrillas de Paz (CUPAZ) que son las nuevas camisas negras del madurismo para hostigar a los caraqueños en las barriadas populares. Sin contar que los bolívares quedaron sin valor gracias a la desastrosa política económica del dictador Maduro”, indicó.

Nota de prensa

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver