Daniels: delitos imputados a Azul Positivo no tienen base legal

Continúa el rechazo a la detención de los cinco miembros de la destacada ONG Azul Positivo. En esta ocasión, el director de Acceso a la Justicia, Alí Daniels, se pronunció al respecto e indicó que los delitos imputados no tienen base legal.

Foto referencial / Cortesía
Director Acceso a la Justicia – Alí Daniels / Foto cortesía

Destacó, que a los detenidos se les imputó el cargo de legitimación de capitales y señaló que este delito está contemplado en el artículo 35 de la Ley orgánica contra la delincuencia organizada y financiamiento al terrorismo y tiene establecida una pena de 10 a 15 años.

Ahora es noticia: AN de Juan Guaidó rechazó las deplorables condiciones de los docentes en el país

En este contexto, recordó que de acuerdo con el artículo 4, numeral 15 de la mencionada ley, este es el proceso de esconder o dar apariencia de legalidad a capitales, bienes y haberes provenientes de actividades ilícitas. “Es decir, que este delito tiene dos supuestos. Primero, que el origen de los fondos sea ilícito. El segundo, que se pretenda esconder o aparentar que esos capitales o bienes son legales”.

“Aplicado esto al caso de Azul positivo, resulta evidente que no existe legitimación de capitales porque los fondos, provienen de la cooperación internacional. En segundo lugar, porque el dinero no se mantiene en manos de los responsables de la organización. Sino que termina como alimentos para los beneficiarios, de modo que no queda nada que legitimar”, aclaró en entrevista para Noticiero Digital.

Acotó, que a los detenidos se les imputa el delito de asociación para delinquir, pero dado que los delitos principales no son aplicables, es decir, no hubo actividad delictiva alguna, entonces este último “se cae por su propio peso. Pues, nunca huno intención de delinquir”.

Acceso a la Justicia rechazó delitos imputados a trabajadores de Azul Positivo

Condenó, que el caso de la perseguida ONG “no es más que otro ataque a las organizaciones humanitarias que dan comida y otros insumos de primera necesidad a quienes los necesitan y que tristemente son las primeras víctimas de la paralización de estos programas”.

“Por todo lo expuesto, debemos concluir entonces que la detención de los trabajadores humanitarios no solo es injusta, sino que, es sobretodo inmoral”, enfatizó Daniels.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver