Crónica | María, una adolescente indígena con signos de desnutrición que sueña con ser periodista 

María es una adolescente indígena de 14 años con signos de desnutrición que sueña con ser periodista. Es risueña, encantadora, ama estar en curiara con sus amigos y comer tostones fritos hechos de su cosecha de plátanos. Ella vive con su abuela Ana en la comunidad indígena waraos en Cambalache, estado Bolívar.

María, niña en Cambalache, estado Bolívar. Foto: Jessica León. Todos Ahora

María quiere ser periodista: Así fue cómo conocí a la niña

Este martes, después de 45 minutos de viaje llegué a Cambalache y estaba con muchas expectativas, porque desde el año pasado no visitaba esa zona. En el lugar me dispuse a sacar del bolso el micrófono y preparé la cámara, esto mientras llegaban las personas con quienes tenía pautado conversar, en ese momento, sentí que una niña me miraba, observaba el micrófono y sonreía. Luego, ella se acercó y me dijo. «Hola, me gustaría sostener el micrófono».

Ahora es noticia: Escuelas indígenas en Bolívar trabajan a medias y solo reciben apoyo de las ONG

Yo, se lo di, en ese instante observé en su mirada: Sueños, anhelos y admiración por lo que tenía en sus manos, no dudé en preguntarle si le gustaba el micrófono, también le pregunté si le gustaría que le tomará una foto sosteniéndolo, la niña emocionada aceptó, en ese momento me dijo que quería ser como yo: Periodista. Realmente, no dude en emocionarme.

María en su escuela. Foto: Jessica León. Todos Ahora

Mientras continuaba esperando a las personas,  empezamos a jugar a adivinar nuestro color favorito. También comenzamos a adivinar nuestra edad. Me dijo que lucía más joven; mientras que ella era mucho mayor de lo que su talla y peso podrían decirme. En ese momento, me di cuenta de que la mayoría de los niños en Cambalache podían estar sufriendo de malnutrición y que esto pudiera estar afectando su proceso de crecimiento.

María habla de lo mucho que le gustaría estar en televisión

En el momento que conocí a María estaba descalza, lucía una camisa rosada, un pantalón morado hasta las rodillas y con puntos blancos, también pude notar su piel muy reseca, y por su contextura física observé que padece de desnutrición severa.

La niña decidió estar conmigo durante todo mi trabajo ayudándome con el micrófono. En ese entonces, me dijo que su mamá emigró a Brasil y que vive con su abuela, me contó también que su micrófono es su cepillo de peinar y que habla con sus amigos de lo mucho que le gustaría salir en televisión.

María no ha podido asistir a la escuela, debido a que el único centro educativo que hay en la comunidad no tiene las condiciones mínimas para recibirla. La niña todavía no sabe las vocales completas, su abuela le enseñó a contar hasta 50, está aprendiendo el abecedario y la tabla de multiplicar, tiene un libro para su lectura pero muy desgastado y con muchas páginas rotas.

Esa casita con techo azul es la casa de María. Foto: Jessica León. Todos Ahora

Su abuela la cuida porque su madre emigró a Brasil

La adolescente tiene tres años que no ve a su mamá, ni por videollamadas, tampoco le envía dinero para costear algunos gastos de la casa. «Yo paso mucha necesidad con mi abuela, pero es lindo soñar que algún día me graduaré, veré a mi mamá y sacaré a mi abuela de aquí», contó la niña.

Ana tiene 60 años y padece de ceguera en sus dos ojos, y no puede enseñar a María a leer, ni a escribir, tampoco puede ayudar con el aseo  del hogar. En este caso, la niña debe tomar el lugar de un adulto: Buscar agua a la orilla del río Orinoco, cortar madera para la leña, limpiar la casa y mantener el orden, mientras que su abuela teje unos hermosos chinchorros para la venta con una técnica que ya conoce de memoria: Uno, dos, tres y amarra.

María se dibuja cumpliendo sus sueños

María cuando no está ayudando a su abuela en casa, también dibuja, la niña contó que la abuela le compró dos lápices y una caja de 12 colores con el dinero que reciben por las ventas de las hamacas.

La niña en sus dibujos se retrata con un micrófono en las manos: Se imagina que está saliendo en la televisión, eso me dijo mientras conversamos.

María en sus tiempos libres dibuja que es periodista y sale en televisión. Foto: Jessica León. Todos Ahora

La necesidad no limita sus sueños

Mientras tanto, la necesidad no limita los sueños de la niña: Ella continuará soñando con ser periodista a pesar de tener signos de desnutrición. Sin embargo, no importa cuán difícil sea la realidad, los niños nunca dejan de soñar.

Aquí es donde se aventura más María: el río Orinoco. Foto: Jessica León. Todos Ahora

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver