Sandra Moreno, una joven estudiante de Medicina que costea su carrera gracias a la repostería

En otros tiempos, un médico egresado de la Universidad de Carabobo era símbolo de prestigio, por ser un alma mater ejemplar y con condiciones óptimas. Hoy en día, el estudiante de Medicina, además de esforzarse para culminar su carrera, la situación del país le pone barrote tras barrote. Sin embargo, para Sandra Moreno, no hay limitantes que no pueda superar y en su quinto año de carrera está segura que aún hay oportunidad.

Referencial / Cortesía

Moreno, actualmente está cursando prácticas profesionales en el Hospital Carabobo, retomó las clases en noviembre del año pasado después de la pausa por la pandemia en marzo del 2020. Ahora su carrera se atrasó un año y tiene previsto graduarse en diciembre del 2022.

Ahora es noticia: Arca, la cantante venezolana que forma parte de campaña de Calvin Klein

Ni la Universidad de Carabobo ni el hospital vela por la salud de los estudiantes

Comentó que en sus prácticas profesionales, los únicos que están al tanto de los insumos para su protección, es ella y más nadie. El hospital donde trabaja no le proporciona materiales para su protección ni la universidad.

“Por parte del hospital hacia los estudiantes no contamos con ninguna medida de protección. Sin embargo, nosotros como estudiantes asumimos la responsabilidad de que cada persona se hiciera cargo de su equipo de protección. La universidad igual, como todo el mundo sabe, no nos aporta nada, ni a los profesores ni a nadie” detalló.

Relató que el día de ayer, tres de junio, luego de meses con presión realizada por el sector salud y los movimientos estudiantiles, lograron ser vacunados con la vacuna china Sinopharm y están a la espera de la segunda dosis.

Según datos proporcionados por la administración de Maduro, en la jornada de ayer, vacunaron alrededor de 1.000 estudiantes de medicina y 715  profesionales de la salud de distintos centros de la región, se llevó a cabo en la plaza Cristóbal Mendoza, en El Viñedo.

Entre dulces y la medicina

Desde pequeña se apasionó por ayudar a las personas por ello estudió Medicina, sin embargo por toda la situación económica del país tuvo una luz al final del camino con la repostería.

Su día a día se reparte la mitad del tiempo para estudiar y la otra en apoyar su emprendimiento de realizar tortas y dulces, algo que aprendió empíricamente y fue moldeando con videos en la plataforma YouTube.

Referencial / Cortesía
Sandra Moreno – Estudiante de medicina / Carabobo

“Mi día a día es una locura, entre hacer dulce, venderlo e ir a mis prácticas profesionales se me va el tiempo, tengo todo programado (…) no puedo elegir entre una carrera u otra ambas aportan un granito a mi vida, una es por pasión mientras la otra me sustenta e igualmente le tengo amor” expresó.

Comenzó su emprendimiento en el año 2019, hasta pudo montar frente a su casa un puesto ambulante, pero la pandemia arruinó lo que llevaba en ese momento y la paralizó unos meses, luego logró comenzar con las ventas de forma digital.

¿Cómo joven venezolana crees que tienes futuro siendo doctora en Venezuela?

“Apuesto a Venezuela aún, creo que hay mucho futuro lo que tengo que hacer es esforzarme y lograr culminar la carrera que ya llevo por delante con ayuda de la repostería y las ganas de salir adelante. Mi vocación es ayudar a los demás no puedo dejar eso a un lado si desisto de mi carrera como médico”

También comentó que al sistema de salud le cambiaría todo, ya que es muy deficiente, más el sector público y que se puede observar fácilmente como las instituciones gubernamentales no toman el área de salud como prioridad. “Considero que el sistema de salud es lo peor que hay en Venezuela”.

Por: Reylis Quiñones

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver