Carabobo: La muerte de un familiar también destruye el bolsillo

El alto costo de la vida es tan grande como el de la muerte en Venezuela. En temas de pandemia se ha hecho recurrente los decesos a causa del coronavirus o causas naturales, pero el bolsillo es uno de los más afectados, se gastan alrededor de 500 $ solamente para cremar un cuerpo. Esta es la realidad de los velorios en Carabobo.

Muchos han recurrido a la ayuda que proporciona el Estado para cubrir los servicios funerarios de familiares, sin embargo, El Instituto Carabobeño de la Salud (Insalud) tiene más de tres meses sin cancelar a la empresa correspondiente por tal razón tomaron la decisión de no seguir ofreciendo el servicio a trabajadores.

Foto: Referencial. El Impulso
Velorios en Carabobo / Foto referencial: El Impulso.

Ahora es noticia: Omar Prieto ordenó supervisión en farmacias para evitar sobreprecios y condicionamiento en las ventas

Velorios en Carabobo

El pasado miércoles protestaron representantes del sindicato carabobeño para que cumplieran con la responsabilidad del pago y permitir la ayuda.

Entierros públicos

También alcaldías de distintos municipios han optado por dar ayuda para el entierro de ciudadanos, pero el sistema no abarca las necesidades de la población.

Lissette Rangel, ciudadana, tuvo que recurrir a la ayuda del Estado para el entierro de su padre el mes pasado. La solicitud demoró varias horas y cuando recibió la respuesta le dijeron que después de las 2:00 PM no hacían más entierros y que los cupos diarios eran solo cuatro.

“Me dijeron que al siguiente día iban a ver si lo podían enterrar, no avisaron, no supe más del proceso y ni siquiera sé dónde lo enterraron. Me imagino que en el cementerio municipal, me despedí de él cuando se lo llevaron, pero ni una velación se podía hacer” comentó.

Explicó que su padre hace muchos años había adquirido una parcela en el cementerio Jardín de los Recuerdos, pero que desde hace más de cinco años no pagaba el mantenimiento. No decidieron recurrir a ello porque probablemente debían pagar en dólares los años que debía y no contaban con el dinero necesario.

De 50 $ a 300 $ un ataúd

En información recolectada de diferentes medios por Todos Ahora, se constató que una urna para los velorios en Carabobo puede llegar a los 300 $ todo dependiendo del material del cual está hecho la caja y del tamaño.

A esto se le suma el costo de la plaza en un cementerio, personas que se han ido del país los venden entre 150 $ a 350 $, y si se contacta directamente al cementerio el costo puede duplicarse, además queda un gasto anual por mantenimiento de la lápida por ello los ciudadanos han optado por la cremación.

Jesús Leal, ciudadano que perdió a su madre por motivo del Covid-19, tuvo que pagar 30 $ por el traslado del cuerpo desde el hospital hasta la funeraria donde la iban a cremar, sumado a eso pagó 520 $ por el ese servicio. Todo esto aparte de los gastos que realizó durante el tiempo de enfermedad, que fueron aproximadamente de 800 $.

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver