Volver
Falta de transporte público Carabobo / Fotos TAH
Compártelo:

Caminan hasta sus destinos: Carabobeños padecen por la falta de transporte público

Los carabobeños han tenido como única opción el caminar hasta sus destinos, la mayoría de los casos hasta sus trabajos por la escasez de transporte público que actualmente existe en la entidad.

La razón principal de esto, es la falta de combustible que cada vez genera mayor caos. Este viernes, el equipo de Todos Ahora conoció de cerca la realidad de los usuarios.

Ahora es noticia: Escasez de combustible en Carabobo impide la realización de diálisis

En el municipio Valencia, justamente en la avenida Branger se evidenciaron largas colas para tomar el bus con destino a Naguanagua y Tocuyito. La jóven carabobeña Analía Dudiel, expresó que se ha convertido rutinario el hecho de no contar con el transporte público.

La misma, indicó que ha esperado más de hora y media por una unidad. “Muchas veces me da miedo, porque no respetan las medidas de prevención y van muy llenos. He oído sobre muchos casos de personas que se han caído, por ir al límite del escalón”.

Asimismo, informó que muchas personas deciden caminar hasta sus destinos modificando su planificación diaria.

“Cuando es así, me levanto más temprano para poder rendir mi tiempo, y esto irá empeorando, porque no veo que mejore nada con respecto a ese tema”, señaló.

Por otra parte, el ciudadano Adonis González lamentó esta situación. Pues, aseguró que lo que vive el carabobeño con el transporte público es humillante.

¿Cuál es la realidad del transportista?

Wuilkin Marín, presidente de la asociación civil Unión La Esmeralda del municipio San Diego, lamentó que el 64% de los choferes de vehículos a diesel han hecho colas en las estaciones sin producir ganancias.

“Está difícil la situación porque nuestros trabajadores pasan hasta dos noches durmiendo en las camionetas, esperando llenar los tanques”, dijo Marín.

Agregó que el lunes pasado, algunas unidades lograron abastecer el mínimo necesario para no pernoctar otra noche en las filas, pero insuficiente para volver al trabajo.

“Nos echaron apenas 20 litros para que fuéramos a nuestras casas y regresáramos la mañana siguiente”.

Finalmente, los transportistas exigieron la optimización del combustible para las unidades, ya que es el único ingreso que tienen para el sustento diario en sus hogares. También para garantizar el traslado de los carabobeños.

Lo más leido