Bonucci expuso la decadente situación salarial de los universitarios ante el CNU

El Rector de la Universidad de Los Andes, Mario Bonucci, expuso en la sesión virtual del Consejo Nacional de Universidades (CNU) la precaria situación que viven los trabajadores universitarios por bajos salarios y la no garantía de seguridad social.

Foto referencial / Cortesía
Foto referencial / Cortesía

Además, explicó sobre la crisis presupuestaria que viven las universidades, lo cual no les permite mantener el funcionamiento de las casas de estudios.

Ahora es noticia: Américo De Grazia: «¿Negociar con el régimen? ¿Sino con quién? Basta de necedades»

Bonucci se dirigió al Ministro de la Educación Universitaria, César Trompiz, a quien manifestó las precarias condiciones salariales que aún padecen.

“Un profesor titular no llega a ganar los tres dólares y si se le agrega el bono Simón Rodríguez, que no tiene carácter salarial, estamos hablando de un máximo de 10 dólares. El banco mundial establece que si usted gana menos de 1,9 dólares diarios, usted está en situación de pobreza crítica o indigencia y yo creo que esta situación debe ser motivo de urgencia para convocar a todos los universitarios y para convocar especialmente al Consejo Nacional de Universidades. Esto, a fin de darle respuesta a todos nuestros profesores, empleados y obreros”, señaló el rector.

Bonucci sobre la ausencia de la seguridad social

Los trabajadores en las universidades sufren la escasez de medicamentos debido a que no se garantiza la protección social por falta de recursos. Bonucci explicó que “los sistemas de protección social no alcanzan ni para comprar estas medicinas que se colocan en tu casa. O sea, no te estoy hablando de medicinas que te van a colocar en una clínica”.

El Rector de la ULA, Mario Bonucci, explicó que recientemente falleció el coordinador administrativo del núcleo universitario “Rafael Rangel” Trujillo, internado en una clínica donde le cobraban mil quinientos dólares diarios.

“Lamentablemente el profesor falleció, cosa que nos llena de mucha tristeza, pero esto nos debe llevar a la reflexión de que tiene que haber una discusión sobre el tema salud y sobre todo en una pandemia donde se pretende seguir con actividades no presenciales, cuando no tenemos como suministrarle los recursos a la gente para que se cure”, expresó Bonucci.

 “El presupuesto llegó prácticamente a final de año”

Bonucci aclaró en su intervención que cerca de junio llegó un presupuesto y a finales de año llegó otra parte, sin embargo, no alcanza para gastos de funcionamiento.

“Todavía falta todo lo relativo a gastos de funcionamiento que tiene que ver con los proyectos, en el caso de la Universidad de Los Andes, estoy hablando de las facultades”, señaló el Rector.

Desmantelamiento de las universidades

Mario Bonucci declaró que el problema de la inseguridad en las universidades venezolanas se debe mucho a que los vigilantes de las distintas instituciones tienen un sueldo aproximado a los diez dólares.

El rector de la ULA hizo referencia a la situación de inseguridad en los recintos universitarios. Cabe destacar que Aula Abierta registró durante la cuarentena, hasta el 31 de diciembre, al menos, 175 incidentes de inseguridad, de los cuales 30 ocurrieron en la Universidad de Los Andes.

“Nos están desmantelando todas nuestras instituciones, nuestras dependencias, simplemente porque nuestros vigilantes lo que están cobrando es un sueldo que no sobrepasa, repito, con el bono Simón Rodríguez, que lo que tienen son tresmeses, no sobrepasa los diez dólares, cuando en la calle un vigilante puede ganar el triple o cuatro veces mayor (…), desde la ULA, desde la Universidad de Carabobo y desde otras universidades se ha pedido un bono especial para nuestros vigilantes y para la gente que está haciendo actividad presencial en las universidades. Por ejemplo, la gente que paga nómina, la gente que atiende los requerimientos del ministerio y no se le ha dado una respuesta a esa gente que está arriesgando su vida”, declaró Bonucci.

Dificultad para dictar clases virtuales

El Rector de la ULA expuso que se les han dañado máquinas y han robado equipos esenciales para dictar las clases a distancia.

“Se nos han quemado servidores, nos han robado computadores, nos han cortado la fibra óptica, no solamente en la Universidad de Los Andes, en cualquiera de las universidades la realidad es la misma”.

Resaltó, que también hay problemas con la conectividad y sus deseos de seguir trabajando “a pesar de todos esos problemas en general, más del 70% de todas nuestras ofertas académicas, en este momento están haciendo educación no presencial”.

Nota Aula Abierta

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver