«No nos van a quitar la fe»,  Nazareno de San Pablo recorrió las calles de Puerto Ordaz

El Nazareno de San Pablo recorrió este miércoles las calles de Puerto Ordaz, estado Bolívar. José Salazar, sacerdote de la iglesia Nuestra Señora de Coromoto se encargó de brindarle a los devotos una muestra de amor y bendiciones, esto en medio de tantas adversidades. Durante su recorrido visitaron la avenida Atlántico, Guayana Country Club, la comunidad de Toro Muerto y Los Olivos.

Nazareno de San Pablo

Testimonios  de personas en el recorrido del Nazareno en Puerto Ordaz

César Ramírez, fiel devoto desde hace muchos años, comentó que es importante tener fe en medio de tanta oscuridad. Consideró que es lo único que la administración de Nicolás Maduro no puede quitarles a las personas. «No nos van a quitar la fe porque es lo único que nos queda a los venezolanos, es lo único que no nos pueden quitar», dijo.

Ahora es noticia: Seguros solo están obligados a cubrir 14 días de hospitalización por la COVID-19

Por su parte, Antonia Guzmán, habitante del sector Toro Muerto, con una cruz en la mano y con lágrimas le pedía al Nazareno por su madre, quien tiene COVID-19, cuya enfermedad fue detectada el pasado domingo. «No quiero perder la fe, no quiero, es lo único que me queda porque mi mamá tiene 55 años y tiene COVID-19», expresó.

Antonia también recalcó la importancia de tener empatía con otras personas en estos tiempos y prestar la ayuda necesaria en medio de este proceso tan duro que atraviesa Venezuela. «Todos necesitamos de todos, nadie merece pasar un proceso con dificultades, por ejemplo yo he recibido mucha ayuda de particulares desde que mi mamá está enferma», expresó.

Una celebración diferente del Nazareno

Durante la actividad se pudo observar a muchas personas agradecidas en varios sectores populares de Puerto Ordaz. Esto porque pese a la pandemia se pudo organizar el emotivo recorrido. «Realmente estamos muy contentos, porque se pudo realizar el acostumbrado recorrido del Nazareno», finalizó Antonia.

A las personas este año les tocó celebrar desde las puertas de sus casas, pese a la pandemia por la COVID-19 estuvieron esperando la tan anhelada llegada del Nazareno.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver