Volver
Compártelo:

Alza de la cotización del dólar y pulverización del poder adquisitivo del venezolano

El pasado 27 de abril Nicolás Maduro anunció un nuevo aumento salarial bajo el Decreto N° 4.193, con el cual, se devengaría un ingreso mínimo mensual de 400.000 bolívares más un de bono de alimentación por el mismo monto, sumando un sueldo de 800.000 bolívares. Un incremente que incluso, a la fecha de su anuncio, ya se encontraba devaluado.

Esta irracionalidad entre el sueldo base y el costo de la vida del venezolano, se agudiza más con cada incremento en la cotización del dólar. Moneda que actualmente, de forma transaccional o de facto, rige la actividad económica del país.

Ahora es noticia: ¿Qué es el R2P que solicitó Guaidó ante la ONU para Venezuela?

¿Cómo la fluctuación del dólar incide en la pérdida del poder adquisitivo?

En este sentido, el economista Raúl Córdoba, explicó por qué el comportamiento fluctuante del dólar en los últimos meses y cómo este «ha pulverizado salario de los venezolanos».

De acuerdo con su declaración, la constante alza del valor de la divisa se debe a la necesidad de conversión del bolívar en una moneda que reserve su valor.

«Desde hace mucho tiempo el salario mínimo nacional no hace mella sobre la fluctuación del dólar paralelo u oficial. El cual, en este momento tiene fluctuaciones bastante similares. Lo que está ocurriendo últimamente es que la cantidad de bolívares que hay en circulación requiere ser convertido en una moneda que reserve su valor y que permita la transaccionalidad en el circuito económico. Si evidentemente hay muchos bolívares en la calle, la respuestas es una presión al mercado de dólares que repercute en un aumento en su tasa», explicó.

Frente a este escenario, señaló que el poder adquisitivo del venezolano cada vez se minimiza e imposibilita la cobertura de sus necesidades más básicas como alimentación o salud.

«Cuando hablamos del poder adquisitivo nos referimos al proceso que permite transformar el dinero en la compra de bienes y servicios. Cuando esto no puede ejecutarse estamos frente al hecho de que este poder está restringido. Y en el caso del venezolano, este se divide en una canasta de alimentación, servicios, educación, salud, etc», dijo.

Un contexto hiperinflacionario y de pandemia

Asimismo, indicó que, en aras de la pandemia por la COVID-19, la economía del país que, ya venía bastante afectada, ha sufrido una paralización que, «sumada a las políticas monetarias del Estado, han agravado la situación».

«Eso genera que cada vez se requieran mayores cantidades de bolívares para poder adquirir pocos bienes o cubrir las necesidades de los ciudadanos», dijo.

Al mismo tiempo, mencionó que «el hecho de no poder adquirir bienes y servicios con la moneda nacional es una prueba de que esta es «inservible y estéril»

«Lo que ocurre en la actualidad es que no hay un parque muy amplio de empleos que constituya una seguridad en el poder adquisitivo. Es por esto que el venezolano debe sortearse con dos o más empleos para poder nivelarse y adquirir la cosas que necesita para la vida. Eso evidentemente da cuenta de una pulverización de la moneda. El hecho de no poder adquirir bienes y servicios con esa moneda la hace inservible y estéril», aseveró.

¿Cuáles son los factores que influyen en el alza del dólar en esta temporada?

Según el economista, existen dos elementos que inciden en el alza de la cotización de la moneda americana en Venezuela en los últimos meses del año.

«Primero, en los últimos meses del año hay una mayor cantidad de dinero en circulación dadas las compras del último trimestre. Además de los pagos de utilidades, aguinaldos y todo lo que respecta a los beneficios que se devengan. Es por esto que se da esa presión de cantidad de bolívares tan alta en la calle que hacen que se demande mucho más el dólar, y por ende su valor es mucho más alto», dijo.

«Segundo, por una decisión del Banco Central de Venezuela (BCV) de reducir el porcentaje de encaje legal. Eso es una política monetaria expansiva porque va a permitir que haya mayor cantidad de dinero en circulación, que no va a estar en las arcas de las finanzas públicas. Esto genera que evidentemente haya una presión por la conversión a los dólares, y a su vez, que en los próximos meses veamos un paulatino crecimiento en la tasa de cambio», agregó.

Lo más leido