lunes, agosto 26

TSJ propinó golpe electoral contra la autonomía universitaria

Autor: Acceso a la Justicia – www.accesoalajusticia.org

Con tal de defender e incluso imponer la ideología del gobierno, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ha demostrado que es capaz de intervenir para torcer la voluntad popular, desde unas elecciones nacionales (como ocurrió con las de la Asamblea Nacional en diciembre de 2015) hasta unos comicios estudiantiles, por increíble que parezca. Al anular la contienda en la que los alumnos escogieron a Marlon Díaz como presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad de Carabobo (UC) para darle el triunfo a la abanderada roja Jessica Bello, el Poder Judicial lo dejó claro.

El 27 de noviembre, la Sala Electoral del TSJ mediante sentencia N°102 declaró que admitió el amparo constitucional interpuesto por Bello contra las elecciones celebradas el 14 de noviembre –en medio de hechos de violencia propiciados por seguidores del chavismo, que hasta crearon una comisión electoral paralela– por una presunta violación de los derechos al sufragio y a la participación previstos en los artículos 62, 63 y 70 de la Constitución. El fallo dejó sin efecto la proclamación de Díaz y además ordenó a las autoridades de la UC garantizar la toma de posesión de la ganadora impuesta.

La sentencia –cuyo texto íntegro se desconoció hasta el 5 de diciembre (con ocho días de retraso para ser publicada), pues para el momento del anuncio en la página web del TSJ solo aparecía el extracto del dispositivo de la decisión– evidencia una clara finalidad de favorecer a las fuerzas políticas progobierno en la casa de estudios superiores carabobeña, puesto que no sólo viola los derechos de las partes involucradas en el proceso electoral, sino que adicionalmente violenta la autonomía universitaria al avalar la arbitrariedad y el desconocimiento de las normas por parte de la accionante y sus seguidores. Así, el TSJ propinó con esta decisión un verdadero golpe a la autonomía universitaria y a la soberanía popular.

LEER MÁS AQUÍ

Fuente: Boletín No. 66

crisisenvenezuela.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más contenido