martes, mayo 21

¿POR QUÉ EL TSJ EN EL EXILIO ES EL VERDADERO GARANTE DE LA JUSTICIA EN VENEZUELA?

Acto de juramentación en la plaza Alfredo Sadel de los magistrados del TSJ legítimo.

Venezuela cuenta con un Tribunal Supremo de Justicia legítimo que contrario al que tiene sede en Caracas, con investigaciones a cuestas como el libro “El TSJ al servicio de la revolución” en el año 2014, la cual abarca los años 2004-2013 entre los que hubo más de 45000 sentencias de sus salas Político-Administrativa, Electoral y Constitucional, responsables de regular al Ejecutivo y la Asamblea Nacional, no fallaron ni una vez en contra del gobierno. Dicho órgano sostén de un Régimen autoritario y no garante del Estado de Derecho se confeccionó gracias a reformas a la ley del TSJ en el año 2004 que aumentaron el número de magistrados y facilitó su remoción a discreción del Ejecutivo, pero se radicalizó cuando luego de perder en el año 2015 las elecciones parlamentarias, el oficialismo en el país, que contaba con la mayoría en la asamblea saliente, decidió nombrar a 13 nuevos magistrados titulares (de un total de 32) y 20 suplentes en un proceso que fue denunciado por la legítima Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz como viciado año y medio después, cuando en medio de protestas antigubernamentales a nivel nacional, los acusó directamente de que “La falta de legitimidad de esos magistrados es lo que afecta su idoneidad, su imparcialidad; es, sin duda, un factor que ha contribuido a que el TSJ no dé soluciones efectivas al país, sino por el contrario lo que se encarga es de acelerar la crisis”

Es en este contexto en el que la Asamblea Nacional de mayoría opositora, en julio del año 2017 decide sustituir a los magistrados “exprés” como se les denominó, nombrando 13 magistrados titulares y 20 suplentes,  quienes tan solo 3 días después, el 20 de julio, son acusados de usurpación de funciones y ordenan su aprensión vía TSJ ejecutor político del régimen.

Ya en el exilio y luego de dificultades para salir del país, amenazas a sus familiares e inclusive un juicio militar en el caso del magistrado Ángel Zerpa, en octubre del 2017 y gracias al apoyo y reconocimiento de la OEA, es en la sede de este organismo continental donde se instala nuestro Tribunal Supremo de Justicia Legítimo, el cual elevó a los 20 magistrados suplentes a titulares y cuenta con 33 magistrados capaces de asumir la sala plena.

Ahora te presentamos las claves del proceso iniciado por el Tribunal Supremo de Justicia legítimo de Venezuela contra Nicolás Maduro:

¿Cómo se denomina el proceso de aplicación de justicia?

Se denomina antejuicio de mérito, que es: “Una autorización que solicita la Fiscalía General de la República para enjuiciar a un alto funcionario público. Es el paso previo a un enjuiciamiento.  Según el Código Orgánico Procesal Penal, recibida la querella, el Tribunal Supremo de Justicia convocará a una audiencia oral y pública dentro de los treinta días siguientes para que el imputado dé respuesta. En una audiencia el Fiscal General de la República explicará la querella. Seguidamente, el defensor expondrá los alegatos correspondientes. Se admitirán réplica y contrarréplica. El imputado tendrá la última palabra.”

¿Qué ocurre en caso de ser encontrado culpable?

Si hay argumentos para iniciar el enjuiciamiento, el funcionario quedará suspendido e inhabilitado para ejercer cualquier cargo público durante el proceso.

¿Cuándo inició el antejuicio de mérito de Nicolás Maduro?

El 22 de febrero de 2018 los magistrados de la Sala Plena le dieron entrada a la solicitud de antejuicio de mérito presentada por Luisa Ortega Díaz contra Nicolás Maduro por los delitos de corrupción propia y legitimación de capitales. El 28 de marzo el Tribunal Supremo notificó a Nicolás Maduro para compadecer el 3 de abril a una audiencia de antejuicio de mérito por las acusaciones de corrupción relacionado al caso Odebrecht. El 9 de abril el tribunal admitió el antejuicio de mérito contra Maduro solicitada por la fiscal general, ordenando la prisión preventiva contra el mandatario y la solicitud a INTERPOL de una la alerta roja en su contra.

El 17 de abril la Asamblea Nacional aprobó con 105 votos a favor, de la bancada opositora, y dos en contra, la continuidad del juicio contra el presidente Nicolás Maduro por los hechos de corrupción en respuesta a la solicitud consignada por los magistrados del Tribunal Supremo. El acuerdo que fue votado por los diputados establecía declarar que existen suficientes méritos para continuar el proceso judicial y continuar con las investigaciones que se adelantan en la Asamblea Nacional de acuerdo con el artículo 187 de la constitución por los hechos de corrupción que se pudieran desprender de Maduro.

¿Cuáles organismos de seguridad podrían aplicar la orden de captura?

Dentro de nuestras fronteras tanto las Fuerzas Armadas como organismos policiales tienen la legitimidad para ejercer la orden de captura contra Nicolás Maduro, sin embargo esta tesis no cuenta con credibilidad dadas las recurrentes demostraciones de fidelidad de estos, sin embargo, parte de la coalición opositora apuesta a que medidas como esta, bien fundamentadas, sean capaces de ir fragmentando las instituciones castrenses venezolanas, apelando a su reserva moral. Fuera de nuestras fronteras, especialistas en el área han dejado claro que la INTERPOL no cuenta entre sus atribuciones la captura de un jefe de Estado.

¿Cuál es el valor del Antejuicio de mérito en caso de no ser detenido Nicolás Maduro ni renunciar a su cargo para permitir la investigación?

A medida de que el TSJ  legítimo vaya adquiriendo reconocimiento por parte de la comunidad internacional, proceso que no ha sido tan veloz y que dio pasos importantes en la VII Cumbre de Las Américas, será un órgano intermediario y de consulta ante posibles nuevas sanciones para Nicolás Maduro y los cabecillas del régimen, además de que con un proceso de justicia abierto en su contra, además de la seguridad jurídica para los posibles denunciantes con que se cuenta en el exterior, se espera que se sumen nuevas pruebas de corrupción y crímenes de Nicolás Maduro.

¿Qué le toca hacer a la sociedad civil ante este escenario de presión internacional?

La fórmula repetida hasta el cansancio de presión interna, además de internacional, para la fragmentación de las bases gobernantes sigue siendo la que cuenta con mayor popularidad entre los especialistas.  Además, de la responsabilidad ciudadana en la difusión de esta medida contra Nicolás Maduro, ante la censura y autocensura de los medios tradicionales, llevando a cada rincón de Venezuela a través de cada canal de expresión, que el presidente es culpable de actos de corrupción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más contenido