martes, mayo 21

TSJ EN EL EXILIO ENCUENTRA MOTIVOS SUFICIENTES PARA ANTEJUICIO DE MÉRITO CONTRA NICOLÁS MADURO.

El día martes 10 de abril, el TSJ legítimo que se encuentra en el exilio, hizo pública su decisión de encontrar motivos suficientes para iniciar un antejuicio de mérito contra el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, «por la presunta comisión de delitos contra el patrimonio público venezolano, donde presuntamente se encuentra involucrada la empresa NOBERTO ODEBRECHT C.A.» dicha decisión ocurre luego de un proceso iniciado el 03 de abril en la ciudad de Bogotá y que contó con la presencia de la Fiscal General legítima de la República Luisa Ortega Díaz como solicitante del antejuicio, estos eventos han traído una ola de repercusiones que aquí te contamos.

La primera consecuencia fue nuevamente demostrar la división que existe en la oposición venezolana al ser incapaces de fijar una postura unánime ante la decisión del Tribunal Supremo de Justicia que ellos mismos juramentaron, las fracciones parlamentarias 16J y la de Voluntad Popular manifestaron su apoyo a la decisión y solicitaron incluirla en el orden de debates del día martes, sin embargo se impuso la voluntad del resto alegando que no había llegado ninguna notificación formal del organismo máximo de justicia y por ende no podían sesionar acerca del tema, ¿Falta de voluntad política? Es la opinión de muchos. En lo que pareció un reconocimiento de una falta, el día jueves el TSJ Legítimo hizo público por su Twitter oficial @TSJ_Legitimo que hicieron llegar vía correo electrónico, haciendo uso del artículo 91.3 de La Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia que cataloga este canal como válido, al presidente de la Asamblea Nacional Omar Barboza, su decisión sobre el caso y la solicitud de una discusión en la AN para continuar con el caso. La respuesta del parlamento no se hizo esperar y también vía redes sociales confirmaron el recibimiento y anunciaron que sería discutido su inclusión como parte del orden del día martes.
Será en la próxima sesión de la Asamblea Nacional cuando sabremos si esta decisión cuenta con el apoyo de los diputados venezolanos, la Constitución nacional estable que basta con la mayoría simple de 84 diputados para proceder, pero con la división de criterios en los partidos Un Nuevo Tiempo, Primero Justicia y Acción Democrática, además de la incursión de una nueva fracción de diputados que responden al movimiento Prociudadanos que aún no se manifiesta sobre el tema, es toda una incógnita el posible resultado.

La segunda polémica de esta decisión del TSJ en el exilio es su credibilidad ante la población venezolana, pareciera que son muchos los venezolanas que no ven posible la detención de Nicolás Maduro por órganos de seguridad venezolanos como lo solicita el documento, y el experto en derecho internacional Mariano de Alba explicó vía Twitter que esta misma rama de la jurisprudencia impide a INTERPOL el arresto de un jefe de Estado, salvo que la medida sea emitida por un Tribunal Internacional como la Corte Penal Internacional. Sin dudas una interrogante que deberán responder los promotores de esta medida es quién podrá ejecutar la detención de Nicolás Maduro mientras fuese investigado.

De lo que no cabe duda es que la comunidad internacional, (nuevamente demostrando su compromiso recibiendo el día jueves el presidente del Tribunal Constitucional de Perú a una comisión de nuestro TSJ legítimo) y los venezolanos en el exterior continuan buscando caminos democráticos aún con tanta persecución, pero sin presión interna y voluntad política de nuestros diputados, el destino de este juicio lo cubre la sombra del pesimismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más contenido