Traductor médico: una profesión llena de desafíos que resolver

El trabajo de los traductores ha facilitado la transferencia de conocimientos, lenguas y culturas completas desde el primer momento que comenzaron a realizar su trabajo por primera vez al servicio de la humanidad. Ese trabajo tan arduo de los traductores fue evolucionando hasta profesionalizarse en diferentes áreas.

Traductor médico. Foto: Pixabay

Cada especialización requiere de estudio y mucha práctica. A pesar de la preparación que tienen los traductores, en algunos campos de la traducción se enfrentan a grandes retos que deben sortear con las herramientas que tienen disponibles en la actualidad.

Un excelente ejemplo de las situaciones que se presentan en ciertas áreas de la traducción es el del trabajo de los especialistas en el área médica. Esta situación comienza con la definición de la especialidad, ya que no es un campo único de la traducción, sino que se trata de numerosas disciplinas y vertientes.

Cómo se especializan los traductores médicos

Un porcentaje importante de los traductores médicos estudia para ser traductor técnico, científico y literario como primer diploma, para luego especializarse en algunas de las áreas de la medicina, la investigación científica y la industria farmacéutica.

Es una especialidad muy requerida por la demanda constante de material para traducir. No hay ninguna duda de que la traducción médica es una de las traducciones técnicas en las que surgen cantidades de trabajos para los especialistas.

En cada país, existen formas diferentes de especializarse. Afortunadamente, en algunos ya está vigente la carrera de traductor médico, mientras que en otros los mismos traductores se ocupan de conseguir los mejores cursos, seminarios, talleres y licenciaturas posgrado para especializarse.

Traductores médicos en las agencias de traducción

Aunque imaginemos un traductor médico trabajando solo en su escritorio frente a su notebook, esa soledad es de alguna forma ficticia. Los especialistas en traducir textos médicos de distintas tipologías no solo trabajan solos, sino también lo hacen en equipo con otros profesionales, y combinan esos trabajos con proyectos para agencias como lo hace el traductor médico en Protranslate.

Esta es una forma más de trabajar de los traductores independientes, en este caso los especialistas en medicina. Es una de las ventajas de la profesión de traductor, que se puede ejercer de varias formas y que cada profesional usa su creatividad para hacerlo.

Las dificultades que afronta un traductor médico

Las dificultades, o podríamos mejor llamarlos retos, que enfrenta cada traductor médico cuando comienza un proyecto son varias, pero a continuación, se detallan las más importantes, o al menos las que se repiten con más frecuencia.

  • Demasiadas especialidades. Un traductor médico no puede especializarse en todas las áreas y campos que existen, por lo que necesita decidirse por uno, dos o tres, mientras su carrera se desarrolla y adquiere experiencia.
  • Abreviaturas, epónimos y el uso de las preposiciones. En este campo de la traducción es esencial tener las mejores herramientas que incluyan varias fuentes confiables en donde consultar sobre las abreviaturas médicas y los epónimos para nombrar correctamente las enfermedades que llevan el nombre de sus descubridores. En el caso del uso de las preposiciones en inglés y cómo traducirlas, hay cursos especializados para conocer mejor el tema.

El lenguaje de la medicina es casi una nueva lengua en sí misma. Por eso, el conocimiento y la práctica para usar las herramientas disponibles son vitales a la hora de convertirse en traductor médico.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver