Espinaca: nutrición, beneficios y recetas

La espinaca, la comida favorita de Popeye, aporta muchos nutrientes a la hora de consumirla, pero además ayuda con la inflamación y el metabolismo.

También frena la deglución de alimentos empujando la segregación de hormonas de saciedad. Contiene vitaminas como el caroteno (un precursor de la vitamina A), el ácido ascórbico y varios tipos de minerales.

Espinaca 1.1 (1)
Foto: Cortesía

La espinaca también es una buena fuente de seis nutrientes adicionales, que incluyen fibra, fósforo, vitamina B1, zinc, proteínas y colina.

A pesar de estas valiosas propiedades, y la espinaca se cultiva en todo el mundo, su consumo sigue siendo muy bajo en comparación con otras verduras de hoja verde.

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), una porción de 100 gramos de espinaca contiene 28,1 microgramos de vitamina C, que es el 34% de la cantidad diaria recomendada.

Aquí te dejamos 5 recetas con espinaca que puedes hacer en casa

Crema de espinacas: 

Necesitarás los siguientes ingredientes: 1 bolsa de 500 g de espinacas congeladas o frescas, 1 cebolla, 1 diente de ajo, agua, 100 g de nata líquida (crema de leche) o de leche evaporada (más ligera), aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta.

Preparación: Lo primero que hacemos es sofreír la cebolla y el ajo picados en una olla con un poco de aceite de oliva. Agregamos las espinacas, echamos sal y cubrimos con agua.

Dependiendo de si son espinacas congeladas o frescas variaremos el tiempo que deben hervir en agua. Para las espinacas frescas unos 5 minutos y para las congeladas unos 7 minutos.

Una vez cocidas retiramos parte del agua de la cocción y batimos con la licuadora, hasta que quede una textura a nuestro gusto, más o menos líquida. Añadimos la nata o crema de leche. Probamos y salpimentamos si es necesario.

crema de espinaca-2
Foto: Cortesia

Tortillas con espinaca:

Necesitarás los siguientes ingredientes: 450 gr. de espinacas congeladas, 4 huevos, Sal, Pimienta, queso para untar, a temperatura ambiente y 6 lonjas de jamón de su preferencia.

Preparación: Ponemos las espinacas en un bol y calentamos en el microondas, a potencia máxima, durante 7 minutos. Escurrimos bien y las trituramos.

Batimos los huevos, mezclamos con las espinacas trituradas y salpimentamos. Extendemos esta mezcla en una bandeja de horno cubierta con mantequilla,  papel vegetal o de aluminio y horneamos a 200º hasta que se cuaje, unos 10-15 minutos.

Una vez cuajada, damos la vuelta a la tortilla sobre un paño húmedo, retiramos el papel que hayamos empleado, y enrollamos junto con el paño. Dejamos templar.

Quitamos el paño. Extendemos el queso sobre la tortilla y cubrimos con las lonchas de jamón. Enrollamos. Envolvemos en papel film y llevamos al frigorífico un par de horas.

Bolitas de espinacas

Necesitarás los siguientes ingredientes: 400 g de espinacas frescas, cocidas y bien escurridas; 1 barra de pan del día anterior machacado; 1 cebolla pequeña, finamente picadas (podéis usar la picadora); 3 huevos batidos; 1/2 taza de queso parmesano rallado; 2 cdtas. sal de ajo; 1 cdta. de pimienta negra (opcional).

Preparación: Picamos las espinacas y las mezclamos con el resto de los ingredientes; si la mezcla queda muy líquida podéis agregar alguna cucharada de pan rallado. Nos humedecemos las manos y vamos formando bolitas; las colocamos en una fuente de horno cubierta con papel de hornear. Las horneamos en horno precalentado a 200°C durante unos 20 minutos, girándolas de vez en cuando para que se doren parejas.

Bolitas de espinaca
Foto: Cortesía

Espinacas al ajillo

Necesitarás los siguientes ingredientes: 600 g de espinacas frescas; 4 dientes de ajo; aceite de oliva virgen extra; sal

Preparación: Ponemos a hervir abundante agua en una olla grande; cuando rompe el hervor, apagamos el fuego, echamos las espinacas y las dejamos 5 minutos. Escurrimos y reservamos. En una sartén calentamos 2 o 3 cucharadas de aceite, doramos los ajos picados, agregamos las espinacas y cocinamos unos minutos removiendo. Ponemos sal a gusto y servimos.

Pasta con pesto de espinaca

Necesitarás los siguientes ingredientes: 300 g de pasta a elección; 200 g de espinacas frescas; 30 g de nueces peladas; 30 g de almendras peladas; 60 g de queso parmesano; 1 cucharada de zumo de limón; 4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen; sal

Preparación: Ponemos a hervir el agua para la pasta. Mientras tanto lavamos y limpiamos las espinacas y las ponemos en el vaso de la licuadora o robot de cocina junto con las nueces, las almendras, el queso y el zumo de limón. Licuamos agregando el aceite de oliva, hasta que el pesto tenga la consistencia deseada. Probamos y salamos a gusto. Reservamos.

Cuando el agua rompe el hervor agregamos sal gruesa (aprox. 12-15 gr por cada litro de agua) y echamos la pasta, cocemos la cantidad de minutos que pone en el paquete. Colamos, reservando 3 o 4 cucharadas del agua de cocción. Condimentamos la pasta con el pesto de espinacas, agregando el agua de cocción si nos queda muy seco. Servimos inmediatamente.

 

 

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver