Estos son los síntomas que indican que ya tuviste COVID-19

El virus de la COVID-19 ya lleva más de un año propagándose por doquier y restando la vida de millones en el mundo con sus graves síntomas y efectos. Junto a esto, se le añade el desconocimiento que existe en la población sobre las señales que pueden mantenerse luego de haber superado el contagio.

Foto Cortesía / Referencial
Referencial / Cortesía

De acuerdo a una publicación reseñada el 19 de febrero por la revista médica, Jama Network Open, las personas contagiadas de coronavirus pueden sufrir síntomas o efectos a largo plazo. Esto sin importar la gravedad de la enfermedad que atravesaron cuando se contrajo el virus.

Ahora es noticia: Día de las Enfermedades Raras: Estas son algunas de las más frecuentes

Este enigma que los especialistas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han denominado como “covid largo”, “covid continuado”, síndrome pos-covid” o “síndrome pos-covid agudo”, puede persistir o volver a aparecer en semanas o meses luego de la reaparición inicial, incluso en las personas con una enfermedad leve.

Además, según la OMS la permanencia de los síntomas puede ocurrir independientemente de si se ha necesitado o no de una atención hospitalaria.

Ante esto, las interrogantes que surgen sobre el tema es, qué señales o síntomas indican que ya se tuvo la COVID-19 y por cuánto se puede prolongar. Hasta ahora, lo que se conoce es lo siguiente:

Síntomas post COVID-19

Fatiga y dificultad para dormir

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), este es uno de los síntomas más comunes de la infección por el virus y también uno de los que más perdura.

Confusión o “niebla” mental

El doctor Alfonso Hernández Romieu, miembro integrante de los CDC, indicó para CNN en enero, que los pacientes que sufren de efectos o síntomas a largo plazo de la COVID-19, enfrentan -en gran medida- una condición denominada confusión o “niebla” mental.

“Esta confusión mental, se define como un deterioro cognitivo subjetivo leve, aproximadamente cuatro semanas después de la enfermedad aguda”, dijo.

Dificultad para respirar, tos y perdida del olfato o gusto

Estos suelen persistir en los pacientes, tiempo después del diagnóstico inicial. En el estudio reseñado por Jama Network Open, la dificultad para respirar fue uno de los más comunes. Mientras la tos y pérdida de olfato o gusto, aparecen en lo más alto de la lista de la OMS y los CDC sobre los síntomas que pueden prolongarse por largo tiempo.

Especialistas destacan la alta necesidad de atención después del alta médica, en especial en aquellos que experimentan infecciones graves.

Señales de la piel

Según un análisis del Hospital General de Massachusetts, publicado en octubre de 2020, encontró que algunas personas contagiadas de Covid-19 tuvieron síntomas relacionados con la piel, tiempo después de su infección inicial. Cuyas señales podrían extenderse durante al menos 60 días o más.

Un equipo evaluó a casi 1000 pacientes con diversas manifestaciones del virus en la piel, como erupciones de urticaria, papuloescamosas e inflamación de manos y pies. La extensión de estas condiciones se extendió desde los 12 hasta los 130 días.

Efectos psicológicos duraderos:

Un estudio realizado a 1.700 pacientes con COVID-19 en China durante seis meses, también encontró que el virus podría tener complicaciones psicológicas duraderas, con ansiedad o depresión en al menos un 23% de los participantes.

Fatiga, dificultad para dormir, ansiedad y fuerte depresión a largo plazo, encajan en los hallazgos de investigación realizada por los expertos.

Otros síntomas que pueden persistir tras tener COVID-19

Todavía la COVID-19 sigue siendo un gran enigma para la ciencia y hay síntomas a largo plazo sobre los que no se ha indagado en profundidad como los ya mencionados. Según la OMS y los CDC, a esta lista se suman:

  • Dolores de cabeza y cuerpo.
  • Dolor en las articulaciones.
  • Diarrea, náuseas.
  • Dolor de pecho o abdominal.
  • Latidos rápidos o fuertes del corazón.
  • Erupciones o pérdida del cabello.

Problemas a largo plazo a los que recomiendan prestar máxima atención

  • Cardiovasculares: inflamación del músculo cardiaco.
  • Respiratorias: anomalías en la función pulmonar.
  • Renales: lesión renal aguda.
  • Dermatológicas: sarpullido, pérdida de cabello.
  • Psiquiátricas: depresión, ansiedad, cambios de humor.
  • Neurálgicas: gusto, olfato, problemas para dormir, concentrarse y memoria.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver