De la politología a la repostería: una historia de cambios e inspiración

Venezuela es un país que obliga a estar preparado para todo tipo de circunstancias. Acá, encontramos gente con varios oficios o ejerciendo profesiones que no están necesariamente relacionadas con lo que estudiaron.

En esta descripción entran perfectamente Patricia Machado y Jaime Blum, politólogos egresados de la Universidad Central de Venezuela. Ambos han hecho una pausa al mundo de estrategias, análisis y estudios que supone esta carrera para sumergirse desde hace cinco años en la repostería.

Ahora es noticia: Gochita Dulce: Mermeladas artesanales que endulzan los hogares merideños

Desde entonces cuentan con el emprendimiento Postres Per Sempre, en donde el dulce es su mejor compañía. Ellos aseguran en la descripción de Instagram de su negocio que son «politólogos de profesión y reposteros de vocación».

Y justamente sobre los puntos de encuentro que puede tener la repostería con los estudios políticos, Blum afirmó: «A simple vista pareciera imposible que pudieran tener conexión. Pero la verdad es que nuestra carrera forma personas que piensan, por exigencia de la carrera debes aprender a pensar, eso es indispensable para cualquier cosa en tu vida. Por otro lado, si nos vamos a aspectos más específicos tenemos herramientas de manejo de toma de decisiones, relaciones de poder (jerarquía), funcionamiento de los sistemas, aspectos básicos de economía (muy útil en tiempos de escasez). Es decir, la carrera nos ha formado para abordar situaciones y lograr salir airosos de ella. ¿Casi nada verdad?».

Cambios en el trabajo de un repostero

Para conocer su historia, Todos Ahora entrevistó a Jaime Blum, quien contó todo lo que han enfrentado en su proyecto durante los días de confinamiento.

«La cuarentena ha sido un proceso de adaptación para todos. El primer mes fue el más complicado -por paradójico que suene-, el pánico colectivo hizo su efecto y se cumplió cabalmente el encierro. Después las cosas fueron retomando algunos aspectos de ´normalidad´. Del mismo modo, la escasez de gasolina limitó mucho nuestra movilidad, tuvimos que recurrir a deliverys para poder entregar los pedidos, ya que buena parte de los clientes no podía movilizarse. Nosotros al ser un trabajo desde casa, no nos vimos afectados por cierres forzosos, ese es un punto a nuestro favor porque podemos seguir produciendo».

Acerca de los cambios que han tenido en su labor, Blum explicó que ya no hay encargos para grandes reuniones, pues las celebraciones se redujeron a pocas personas por las medidas recomendadas. Por esta razón, el tamaño de las tortas también se redujo. «Incluso te especifican ´la más pequeña que tengan porque somos poquitos´».

¿Cómo hacen con la compra de materiales?

Otro aspecto que han modificado es la compra de los ingredientes. Ahora intentan salir lo menos posible para evitar cualquier tipo de contagio. «Compramos nuestro material en mayor cantidad, de manera que soporte la producción de al menos 15 días». La adquisición de productos la hacen con los proveedores que tienen delivery.

Este escenario los ha limitado a la hora de que surja algún pedido inesperado, pues ya tenían calculado lo necesario para la elaboración de sus productos. Sin embargo, si es algo de máxima urgencia, salen a mercados con las medidas de protección necesarias.

Blum también manifestó en qué se ha convertido Postres Per Sempre en sus vidas. «En el negocio están puestos nuestros sueños y metas, cada torta que vendamos es un escalón más en nuestras aspiraciones. En ese sentido, el esfuerzo que hacemos con cada preparación lleva un plus muy significativo, sacarle una sonrisa al cliente cuando ve y prueba el producto es nuestra mayor recompensa. Somos maniáticos (risas) en que las cosas sean de calidad».

https://www.instagram.com/p/CBg8qslHAhn/

Al ser consultado sobre los aspectos positivos que les ha traído este negocio durante la cuarentena, Blum dijo: «En este momento hay una gran demanda hacia los postres y la comida en general, en ese sentido, nos hemos adaptado para ofrecer variedad de opciones para matar esos antojos. Estamos ofreciendo ofertas semanales para que los clientes puedan disfrutar de los postres en mejor precio; volvimos a retomar la venta por porciones, teníamos como 3 años que no vendíamos por porciones, pero entendemos que hay demanda en este momento y respondimos en función a eso. Tu vas más o menos entendiendo lo que la gente quiere y necesita».

Otros desafíos de la pandemia

Habló sobre los retos que representa el delivery para llevar a los clientes sus postres. ¿La razón? Lo difícil que es que el producto llegue en perfecto estado. Para ello han tenido que aplicar «casi conceptos de ingeniería (risas) al reforzar las cajas».

En este sentido, Blum agregó: «Hay que especificar cómo se debe llevar el producto, que no sea en moto ni bicicleta sino vehículo. Cómo colocar el producto, todas esas indicaciones son necesarias a la hora de entregarle el encargo al delivery. Nosotros desde que empezó la cuarentena nos hemos mantenido con un solo servicio y ya el muchacho tiene bastante práctica».

El politólogo también habló del dulce que tiene en su lista de favoritos: «sin duda el brownie es nuestra debilidad, y el de nosotros es el mejor», bromeó.

https://www.instagram.com/p/CBJzYDVnTBY/

Y acerca de los retos a futuro dijo: «hay varios pendientes que llevan mucha practica y estudio. Por ejemplo: el proceso de templar chocolate (para decorar) es algo que es todo un reto y que lleva muchísimas practica; la realización de recetas con hojaldre es otro reto más, sobre todo por nuestro clima cálido».

También aseguró convencido que seguirá con su negocio luego de este capítulo. «La pandemia ha sido un obstáculo más en esta carrera larguísima. Estamos en un país donde la crisis es parte de la normalidad, de cierta manera, sabemos afrontar las vicisitudes. Ya nuestro negocio se convirtió en parte de nuestras vidas y es el medio que nos permitirá desarrollarnos en distintos aspectos, además de ser el sustento económico».

Para concluir, el politólogo y repostero envió unas palabras a aquellos que sientan difícil encontrar inspiración en estos momentos. «El mensaje tiene que ser de seguir adelante, en cualquier práctica donde hayan conseguido una pasión, sigan adelante trabajando duro y con honestidad. Busquen ser los mejores en lo que hagan sin perjudicar a nadie. En la cocina, respeten a sus clientes, hay que cuidarlos como si fueran tu familia, ellos son nuestra razón de ser».

https://www.instagram.com/p/CBt3iLvn455/

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver