Ferxxo, Jeiph y Xavi suenan en las calles de Cumaná al ritmo del cuatro y la flauta

En Cumaná, estado Sucre, dos jóvenes tuvieron gran auge en redes sociales por sus ingeniosos videos interpretando canciones de reguetón y géneros mexicanos con el cuatro y la flauta.

Cuatro y la flauta
Enrique y Saúl, jóvenes cumaneses. Foto: Nelsly Teheran. NTA.

Se trata de Saúl Antón y Enrique Lobatón, dos amigos quienes se viralizaron en TikTok por un video de humor grabado desde el Castillo San Antonio de la Eminencia.

Tras la controversia  con La Divaza, donde mencionó a Cumaná como una ciudad “con tres calles y dos edificios”, los muchachos usaron la oportunidad para grabar un video donde se apareciera que la capital sucrense, era más que eso.

Además del video de respuesta al youtuber, decidieron hacer con humor otra interpretación sin saber que ese sería el trampolín para ser conocidos.

Dos jóvenes cumaneses en busca de materializar un sueño con el cuatro y la flauta

Antón, de apenas 19 años, y su compañero Enrique, de 20, han hecho música desde temprana edad y en conjunto, hicieron covers con más formalidad, sin embargo, sintieron que de esa manera nunca tendrían el apoyo de hoy.

“La gente no toma mucho en cuenta cuando se sube música normal, lo ven como algo equis”, comentó Saúl.

Para Enrique “L’ GranD”, siempre fue un sueño fusionar la música y el humor, aunque la idea empezó a rondar con mayor fuerza desde febrero.

Para Saúl, no era tan conveniente mezclar esas dos cosas, ya que temía que la gente no los viera con “seriedad”, pero ahora, su opinión ha cambiado.

Los jóvenes cumaneses han convertido los videos en un proyecto con el que esperan materializar sus sueños de ser reconocidos en la música con el cuatro y la flauta.

Cuatro y la flauta
Foto: Nelsly Teheran. NTA

En ese trabajo por construir su futuro, han ido más allá haciendo adaptaciones de canciones de Ferxxo, Jeiph y Xavi, pero con su toque personal y diferente que son los instrumentos utilizados.

“Nadie va a esperar escuchar un reguetón, pero con un cuatro, una flauta, con un humor y menos viniendo de unos chamitos”, mencionó Enrique.

¿Cómo surgen las ideas?

Se creería que videos como los que realizan los chamos cumaneses tienen detrás una gran producción, sin embargo,  son ideas que hacen con la mayor espontaneidad posible.

Lobatón, quien es el más elocuente de los dos, comentó que muchas veces mientras van caminando escuchan alguna canción que los transportan a una escena que puede servir para un video.

Incluso, sin mayor preparación dicen “vamos a grabar hoy” y al llegar al lugar, algo viene a su mente y allí, en alguna calle de Cumaná, graban su siguiente video.

Y aunque no tiene gran preparación, procuran que todos tengan lo mismo: humor, originalidad y algo con lo que la gente pueda conectar.

En ocasiones, usan nombres comunes de mujeres, para que se sientan más identificadas… Otras veces usan temas muy sonados entre los jóvenes.

No todo es color de rosa: un sueño que lleva consigo mucho trabajo detrás

Como muchos  venezolanos, Saúl Antón y Enrique Lobatón no se escapan de las realidades económicas que atraviesa el país, las cuales pueden hacer más lento la realización de un sueño.

Dentro de su proceso de planificación para hacer los videos, estaba como paso seguro pedir la ayuda de un amigo quien contaba con un teléfono con el que quedaba mejor el resultado.

Así que de esa manera iniciaron, hasta que Saúl con mucho esfuerzo logró recolectar el dinero para comprar su primer iPhone, con el que graban actualmente.

Cuatro y flauta
Saúl Anton, joven cumanes. Foto: Nelsly Teheran. NTA

A los tragos amargos se une también los comentarios de personas que no aceptan que interpreten canciones que no son nuestras con el cuatro.

Ya sea venezolanos que se niegan a aceptar esa adaptación o incluso personas de diferentes países que han realizado comentarios xenofóbicos.

Sin embargo, ni las dificultades para adquirir equipos o los malos comentarios detuvieron a estos dos jóvenes con ansias de ser más grandes.

Saúl y Enrique, jóvenes ejemplos del buen sucrense

Enrique Lobatón, desde los cinco años, se sintió atraído por la música gracias a la influencia de su padre, quien también se dedica al arte.

Desde que comenzó en el mundo musical sabía que quería ser escuchado con un instrumento de viento, aunque su primera opción no fue la flauta, sino la trompeta, es esta primera con la que espera continuar su vida artística.

Enrique “L’ GranD” aspira dar a conocer a Cumaná a través de lo que hacen y aseguró que no solo están siendo conocidos ellos, sino la ciudad de donde vienen.

“La gente cuando se imagina a Venezuela  piensa en Caracas, Valencia o Maracaibo. Esperemos que con lo que hacemos piensen en Cumaná y en todo lo bueno que hay”, afirmó Lobatón.

Cuatro y la flauta
Foto: Nelsly Teheran. NTA

Saúl Antón, por su parte, desde los 15 años inició clases de cuatro con el profesor Alexander Mariña, quien en su momento fue también maestro del reconocido cuatrista Jorge Glem.

“Eso es un don que Dios te da y hay que saber desarrollarlo”, aseguró sobre talento para tocar el instrumento venezolano.

Antón, quien es el más reservado del dúo, detalló que el cuatro hay que seguir haciéndolo reconocido no con joropo sino otros géneros que permite interpretar el instrumento por su versatilidad.

Entre la conversación, el joven invitó a los cumaneses a reconocer y apoyar el trabajo de las demás personas.

“Apoyen lo que se hace aquí, lo bonita que es nuestra música y resaltemos a nuestra ciudad, es lo que le puedo decir a los jóvenes como yo”, expresó Antón.

Finalmente, los chamos cumaneses, reconocidos por tocar cuatro y flauta con su toque personal, invitaron a otros a ser auténticos y salir de lo cotidiano.

Síguenos
Suscríbete a nuestro
grupo de whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
0

También puedes leer