“Tenemos toda Caracas dominada”: El hampa de la Cota 905 se burla del Estado con total impunidad

Una vez más los delincuentes de la Cota 905 volvieron a salirse con la suya. Paralizaron una de las principales autopistas de Caracas, hirieron a cuatro policías durante una emboscada, destrozaron tres patrullas y finalmente festejaron su imposición ante el  Estado.

Cota 905

“Tenemos controlada la autopista… Salieron fue caga… Lo que no saben ellos es que tenemos toda Caracas dominada…” decían los malandros a través de radiofrecuencias que se hicieron vírales en redes sociales.

Ahora es noticia: Capturan a hombre que intentó quemar viva a su expareja en La Vega

Lamentablemente las arremetidas de las bandas de El Coqui, Garbis y Vampi se están volviendo cotidianas en la ciudad. Casi todas las semanas se registran fuertes tiroteos donde muestran su poderío de fuego con total impunidad.

Ya es la segunda vez, en 35 días, que toman la autopista Norte Sur para cometer sus actos delictivos. El pasado 19 de marzo paralizaron la vía en su intención de asaltar una comandancia de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Lo de este jueves fue peor, atacaron y acorralaron a un grupo de funcionarios que pasaron por “territorio prohibido”, tal como la misma policía se refiere a la autopista que bordea a la Cota 905.

Hicieron correr y retroceder a los funcionarios. Hecho, que vale destacar, es la sexta vez que ocurre en el año, según conteos periodísticos. La orden siempre es retirar al personal.

Impunidad total

“Se atreven a tirotear a patrullas, a tratar de asesinar a funcionarios a plena luz del día en autopistas de Caracas, y sencillamente creen que no les va a pasar nada porque en el pasado han ocurrido hechos similares y han gozado de total impunidad”, indicó el abogado penalista, Luis Izquiel.

En medio de estos ataques, incluso han muerto ciudadanos por proyectiles que terminan en zonas aledañas como el caso de la señora Deisy Rivas. Ella recibió un disparo en el estómago en el interior de su apartamento, ubicado en el piso 2 de las residencias City Park de El Paraíso.

Otro caso similar se registró el pasado 29 de enero, cuando un proyectil alcanzó la humanidad de un hombre, que se encontraba surtiendo su vehículo de gasolina en una estación de servicio, ubicada también en El Paraíso.

Estas bandas han asesinado a funcionarios policiales, como el oficial de las Fuerzas de Acciones Especiales, Edgar Palacios, o efectivos de la Guardia Nacional, como los sargentos Yhon Robert Silva y Winkerman Jossefer Majul, estos dos últimos fungían como escoltas del comandante general de la GNB Fabio Zavarce Pabón.

A pesar de todo eso la impunidad sigue reinando, sobre el accionar de estos hampones.

En la Cota 905 armados hasta los dientes

Luis Izquiel asegura que estos delincuentes se sienten seguros de actuar así porque gozan de un poderío de fuego considerablemente mayor al que poseen los organismos policiales.

“Tienen armamento que debería estar en los cuarteles y bases militares de la Fuerza Armada”, dice el abogado, constatando que estas bandas cuentan con fusiles de asalto. Armas de alto calibre como .50 y hasta lanzacohetes RPG.

Esto le ha permitido aumentar el territorio que tienen bajo su dominio de forma rápida. Los alrededores de El Cementerio, La Vega, El Paraíso y El Valle están bajo el control de estas organizaciones.

De hecho el pasado 30 de marzo se hicieron con la sede del antiguo Club de la Policía Metropolitana, y días después se dieron un chapuzón en la piscina del lugar, sin que las autoridades hicieran algo al respecto.

La burla

No solo se conforman con cometer sus crímenes, sino que estos delincuentes también se mofan de la autoridad.

A través de las redes sociales se divulgaron capturas de pantalla de estados de WhatsApp, donde los delincuentes se burlan de los funcionarios del Cicpc que quedaron atrapados en el tiroteo de este jueves.

“Gracias comisario, se te quedó cuando corriste…” reza una foto donde se aprecia un arma perteneciente a la policía científica.

Según en abogado Luis Izquiel, una de las posibles razones por la que estos delincuentes gozan de impunidad es que las autoridades no tienen forma de confrontar el poder delictivo de estas organizaciones, que por culpa de la creación de las Zonas de Paz, fueron aumentando su poder hasta volverse incontrolables.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver