Presumen que asesinato de mujer trans en Baruta se debió a una venganza

Aunque en un principio se trató como un crimen de odio, las autoridades presumen que el asesinato de la mujer trans en el barrio Santa Cruz del Este de Baruta, estado Miranda, se debió a una venganza.

Fuentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) a cargo de las averiguaciones confirmaron que tres hombres participaron en el homicidio.

Ahora es noticia: James Story se pronunció tras los homicidios de personas de la comunidad LGBTIQ en Venezuela

La misma fuente también indicó que la venganza es el móvil que cobra mayor fuerza en el crimen perpetrado la madrugada del lunes, en el interior de la vivienda de la víctima ubicada en el sector El Pozo.

Su nombre legal era Andrés Rondón, y sus parientes indicaron, a las afueras de la morgue de Bello Monte, que no tenía nombre de mujer por respeto a su padre. Sin embargo, le gustaba que le llamaran Andrecito.

Sospechan que el autor intelectual del homicidio sea un sujeto conocido en esa misma barriada como “El Negro”.

Días antes del crimen, una comisión del Cicpc allanó la casa de “El Negro” y se llevaron varios objetos que poseía producto de un supuesto robo.

La familia de la víctima afirma que “El Negro” pensó que ella le había ofrecido información a la policía sobre su ubicación. Por eso habría decidido vengarse.

“El odio y el resentimiento que sentimos en este momento es porque era una persona discapacitada mentalmente, y que también era víctima de agresiones por ser transgénero. Si fueron tres, por lo menos que consigan a uno”, dijo un allegado.

Otros detalles del asesinato de esta mujer trans

La noche del domingo Rondón estaba en una fiesta cerca de su casa ingiriendo bebidas alcohólicas junto a varios conocidos, entre ellos estaba “El Negro” y dos secuaces.

Allí empezaron a meterse con ella y a tratarla mal. La víctima se molestó y luego de un impasse decidió irse a su casa.

Los sujetos la siguieron y la arrastraron por el cabello hasta la residencia, tal como afirmaron los testigos.

En el cuarto de la casa la golpearon hasta matarla y después de eso le cortaron la cabeza, los brazos y las manos.

La fuente policial detalló que las características del crimen también denotan la venganza más que el crimen de odio.

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver