Más de 200 mujeres vivían con los presos en la cárcel de Tocorón

La realidad que se vivía en el Centro Penitenciario de Aragua, mejor conocido como la cárcel de Tocorón, es muy difícil de entender y explicar, si lo vemos desde un punto de vista lógico, y aunque desde hace años se conoce sobre las excentricidades de los presos de ese penal, lo que se observó este miércoles 20 de septiembre parecía sacado del realismo mágico de Gabriel García Márquez.

Más de 200 mujeres vivían con los presos en la cárcel de Tocorón.

Magaly* tenía aproximadamente dos años viviendo junto a su hijo y su esposo, que purgaba una condena por homicidio agravado, en uno de los más de 100 ranchos improvisados que los presos habían construido en los terrenos de la cárcel.

Ella contó que entraba al penal, cuando y cuantas veces quisiera. Se había convertido en su hogar, y allí estaba criando a su hijo, hasta la mañana de este miércoles, cuando las explosiones del operativo Gran Cacique Guaicaipuro le espantaron el sueño.

Así como Magaly, más de 200 mujeres vivían con sus parejas y familiares en el interior de la cárcel, bajo el conocimiento de las autoridades penitenciarias.

Comodidades garantizadas en la cárcel de Tocorón

Esos ranchos estaban equipados con aires acondicionados, televisores y otros electrodomésticos, que no debieron entrar por otro lado más que por la misma puerta del penal.

«¡Nos están robando!, ¡nos están robando!», gritaban cuando la policía sacaba el decomiso de todos esos enseres luego del operativo.

Narraron que aproximadamente a las 6:00 de la mañana el estruendo los despertó. Muchos no sabían que miles de funcionarios de distintos organismos de seguridad cruzarían el portón, que los separaba del mundo exterior, para ponerle fin a la impunidad que reinaba en esa cárcel.

Según los comunicados oficiales, fueron más de 11.000 efectivos desplegados en el operativo, quienes se desplegaron desde la Autopista Regional del Centro, hasta varios kilómetros a la redonda de Tocorón.

En el pueblo de San Francisco, que es el más cercano a la cárcel, todo pintaba extraño desde un día antes, es decir, el martes.

Habitantes indicaron que la policía les ordenó cerrar los establecimientos comerciales a eso de las 3:00 de la tarde. Además, empezaron a llegar más funcionarios de lo común, y esto levantó más sospechas.

Lo cierto es que apenas comenzó a salir el sol, el pueblo, y los alrededores, se inundaron de autoridades. Con patrullas y vehículos blindados, los funcionarios ingresaron a la cárcel en modo asalto.

En los videos que se hicieron virales en redes sociales se evidencia cómo la Brigada de Acciones Especiales del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), usó explosivos para tumbar las puertas de los pabellones y tomar el control.

El escape del Niño Guerrero

A la población penal, presos y no presos, (si se les puede decir así), los llevaron hasta un patio central, desmantelaban los ranchos y requisaban la cárcel.

En ese momento consiguieron un túnel, por el que presuntamente se escapó el pran de la cárcel y cabecilla de la megabanda Tren de Aragua, Héctor Rusthenford Guerrero Flores, alias Niño Guerrero, junto a sus cómplices más cercanos.

Por audios que supuestamente enviaron los mismos presos, se determinó que huyeron durante la madrugada de este miércoles.

La vocería oficial del Estado informó que durante el procedimiento incautaron una gran cantidad de municiones de alto calibre, más de 10 armas largas, radiotransmisores portátiles, miras telescópicas, granadas, pistolas y droga.

Vale destacar que desde Tocorón funcionaba la red de estafas y extorsiones más grande del país. La «María» que vendía dólares y los que amenazaban con matar a toda la familia si no le transferías miles de dólares por Zelle.

Fiesta, animales salvajes y más en el centro penitenciario

Y había más. Había un zoológico, que entre sus animales tenía a cinco flamencos mayores y un cunaguaro. Había una discoteca, la famosa Disco Tokio, donde se hacían eventos que hasta se publicitaban por radio.

La policía también incautó varias motocicletas que usaban los presos para movilizarse por las zonas comunes de la cárcel, y efectivos de las Fuerzas Armadas recapturaron a dos de los presos que se habían fugado por los túneles.

Durante el día y la noche de este miércoles trasladaron a una gran cantidad de presos a otras cárceles en Carabobo y Lara. Se desconocen más detalles.

No informaron sobre víctimas fatales en medio del operativo, más allá del trágico accidente que se cobró la vida del mayor de la Guardia Nacional, Víctor Rafael Di Mattia Reyes.

De esta manera parece haber culminado la impunidad que reinaba en la cárcel de Tocorón, y de donde surgió y se controlaba la megabanda más grande del país, que incluso opera en naciones como Colombia, Chile, Ecuador y Perú.

*Magaly es un nombre ficticio que se usó para proteger la identidad de la mujer que declaró. 

Síguenos
Suscríbete a nuestro
grupo de whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2
0

También puedes leer