Claves para entender el porqué de los tiroteos en La Vega

Durante más de siete días los habitantes de La Vega han estado sometidos al yugo de las bandas criminales. De día, de noche o de madrugada, no hay hora específica, los tiroteos entre delincuentes aterrorizan esta popular parroquia Caraqueña. Pero… ¿por qué sucede esto? Básicamente porque las bandas que operan en la Cota 905 quieren tomar el control de La Vega para ampliar su territorio, y hay bandas de la zona que se niegan a entregarlo, entre otras cosas. Ahora es noticia: TSJ: El Nacional debe pagarle a Diosdado Cabello al menos $13 millones por presuntos «daños morales» Sin embargo, esto no es nuevo. A finales del 2019 e inicios del 2020 se vivió la misma historia. En ese entonces hasta los delincuentes instauraron toques de queda para enfrentarse durante la noche. Todo eso acabó luego de un operativo policial de una semana, donde fueron abatidos unos 23 delincuentes, y otros dos civiles que murieron al ser alcanzados por proyectiles disparados en los tiroteos. En la Cota 905 operan las bandas de El Garvis, Vampi y Coqui, y ellos tienen otras bandas aliadas. Es decir, delincuentes que viven en la Cota y que operan en La Vega, como una extensión de la organización, tal como indican fuentes policiales encargadas de investigar a las bandas. Estos hampones cuentan con el apoyo bélico de las bandas de la Cota 905, quienes le suministran armamentos y municiones de guerra. Ellos son los que intentan apoderarse de las barriadas que conforman la parroquia La Vega para aumentar el territorio operativo de El Coqui, Garvis y Vampi.

Más de lo que ocurre en La Vega

Pero en La Vega también existen otras bandas organizadas dedicadas al secuestro, robo de vehículos y venta de drogas que no se doblegan ante los intereses de los de la Cota 905. Este escenario ha dejado al menos siete presuntos delincuentes muertos, integrantes de ambas organizaciones en disputa. Tres de ellos fueron dejados en la avenida principal de El Cementerio, a la altura del barrio Bucares, y otro en la Cota 905, cerca del zoológico El Pinar. Todo esto ha generado un verdadero ambiente de guerra en esa comunidad. Los habitantes aseguran estar completamente expuestos al accionar de estos grupos delincuenciales. No tienen hora fija, en cualquier momento empieza el tiroteo, y todos, desde niños hasta abuelos deben tirarse al suelo para protegerse de las balas, que mayormente son de fusiles. El nivel de violencia entre estos sectores ha llegado a tal punto que ya los hampones de la Cota 905 establecieron puntos de visión en plena montaña, tal como lo reveló el periodista Román Camacho. Con sacos de arena y una organización digna de cualquier agrupación militar, los delincuentes de estas bandas se pertrechan para su guerra. La mañana de este viernes comisiones policiales tomaron la parte alta del barrio para hacerle frente a los delincuentes. Sin embargo, no se conoció de capturas ni abatidos.  

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver