Tres crímenes, un señalado: el hombre que mató a su mamá, papá y novia en Caracas

Andrés Lópes Martins (37) confesó haber estrangulado a su padre hasta causarle la muerte, con la misma frialdad que en 2006 asesinó a su madre, y cinco años después le quitó la vida a su novia; un asesino en serie que enfrenta por tercera vez a la justicia venezolana.

Referencial / Cortesía
Hombre confesó haber estrangulado a su padre hasta causarle la muerte

En los calabozos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) se encuentra recluido el agresor mientras que el Ministerio Público continúa las averiguaciones, ya adelantadas por la División de Investigaciones Víctimas Especiales de la policía científica.

Ahora es noticia: Murió funcionario de la PNB durante accidente de tránsito en la autopista Caracas- La Guaira

Bajo el alegato de insania mental, Lópes Martins logró burlar la cárcel y obtener medidas cautelares por el homicidio de su madre y su pareja, ambas asesinadas con armas blancas y objetos contundentes, tal como indicaron fuentes policiales vinculadas a la reciente investigación.

A pesar de haber sido diagnosticado con un trastorno psicológico para no ir a prisión, nunca estuvo recluido en un hospital psiquiátrico, y actualmente vivía con su padre, un empresario de origen portugués identificado como Armindo Lópes Da Conceicao, de 77 años.

Según allegados a la familia, Lópes Martins mantenía su conducta violenta, y la relación con su padre estaba enmarcada entre peleas y maltratos.

Hombre confesó haber estrangulado a su padre hasta causarle la muerte

El pasado 31 de agosto se interpuso ante el Cicpc la denuncia por desaparición del empresario. Esto, luego que su familia desconociera sobre su paradero durante más de tres días.

Durante un primer interrogatorio, el hijo del fallecido aseguró a la policía que el 24 de ese mes el septuagenario salió del país con destino hacia Colombia. Según, con el fin de practicarse varios exámenes médicos.

Cuando los funcionarios investigaron sobre su salida del país se dieron cuenta de que no tenía movimientos migratorios recientes. Con eso se derrumbó la versión del victimario e iniciaron las sospechas en su contra.

En la continuidad de las averiguaciones, los detectives revisaron las cámaras de seguridad del edificio. Determinaron que empresario no había salido de su residencia, ubicada en la Urbanización Miranda, al este de Caracas.

Los vecinos afirmaron que Lópes Da Conceicao solo vivía con su hijo, quien a pesar de la desaparición estaba llevando una vida normal, y no mostraba signos de preocupación.

Ante las pruebas, la policía detuvo a Lópes Martins e inició las pesquisas de rigor a un vehículo marca Volkswagen, modelo Fox de color negro, propiedad del sospechoso. El cual usó para entrar y salir de la residencia.

Acorralado por las pruebas

En el carro consiguieron rastros de sangre, bolsas negras, un mecate y adhesivo para embalaje. Evidencias que lo incriminaban aún más en la desaparición de su padre.

Tras no poder seguir evadiendo a las autoridades, Lópes Martins confesó la autoría material del crimen. Aseguró que planificó el homicidio y desaparición del cadáver de su padre, debido a que este no le quiso dar $600 dólares para cancelar una supuesta deuda.

El crimen

Con total premeditación el hombre estranguló a su padre con un cable. Luego introdujo el cadáver en las bolsas negras y lo embaló con tirro y mecates.

El cuerpo lo metió en el maletero del Volkswagen y lo trasladó hasta la parte posterior de una vivienda. La cual está ubicada en la calle principal del sector Nueva Esperanza de Filas de Mariche.

Allí, con ayuda de un conocido lo enterró en un hueco que cavaron entre ambos. A esa persona le dio una motocicleta Kawasaki, modelo KLR650 y $200 dólares como parte de pago, tal como afirmó la fuente policial.

El secuaz que lo ayudó a ocultar el cadáver también resultó detenido por la policía científica.

Al sitio se apersonaron comisiones del Cicpc y el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) para desenterrar el cuerpo, que ya se encontraba en avanzado estado de descomposición.

El caso quedó a cargo de la oficina de Flagrancias del Ministerio Público del Área Metropolitana de Caracas.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver