La esclavitud sexual: un fenómeno alarmante en las minas del estado Bolívar 

El auge de la esclavitud sexual  recobra vida en zonas mineras del estado Bolívar, convirtiéndose en un fenómeno alarmante.

Esclavitud sexual

Asimismo, muchas organizaciones en defensa de los derechos humanos han denunciado esta problemática, ya que continúa siendo la causa principal de desapariciones y muertes de mujeres, niños y adolescentes. ¿Por qué la esclavitud sexual se agudiza en zonas mineras? ¿Cuál es la forma de captación? Estas y otras preguntas las respondemos en el siguiente trabajo. 

La esclavitud sexual en las minas de Bolívar

Antonella López, de 26 años, habitante de Puerto Ordaz, contó para Todos Ahora que hace tres años cayó en un engaño. La llevaron a la mina Isidora para prostituirse en un prostíbulo cerca de la zona. 

Asimismo, el bar funcionaba como restaurante en las mañanas y en las noches como prostíbulo. En el lugar tenían aproximadamente 50 mujeres y 10 adolescentes. 

«Me prometieron un buen sueldo, una buena casa, y además me dijeron que el trabajo era cocinarles a unos trabajadores por un mes», dijo. 

Por su parte, mencionó que estando en el lugar recibía amenazas de grupos armados y delincuentes, pues su única opción para salir del prostíbulo, lugar donde estaba secuestrada, era pagar una cantidad de oro: su vida valía menos que un gramo de oro.

«Me sentía mal, muy mal, todas las noches lloraba, me daba miedo contagiarme de alguna enfermedad, de que me matarán por no ser obediente, además al llegar al lugar me quitaron el dinero, mis maletas y mis documentos, por eso no me podía ir», dijo. 

Antonella López fue rescatada gracias a un operativo de la Guardia Nacional (GN) a comienzos de 2019. En ese entonces fue devuelta a Puerto Ordaz junto con 50 mujeres y 10 adolescentes.

Tuvo que recibir asistencia psicológica y acudir a familiares que la apoyaron hasta que encontró trabajo, pero para ella ese es un episodio del pasado que no quisiera volver a repetir.

La insatisfacción social lleva a las personas a arrojarse a estas aventuras que no siempre tienen un final feliz. Estos hechos se desarrollan en un ambiente minero violento que hace que sea caldo de cultivo idóneo para captar a mujeres incautas.

¿Cuánto gana una trabajadora sexual en las minas? 

Los pagos por los servicios sexuales en las minas varían si se realizan dentro de algún pueblo, en los que se puede percibir entre 1 y 3 gramos de oro, en los propios lugares de extracción ganan entre 5 y 8 gramos de oro. Además si la trabajadora posee un cuerpo en “óptimas condiciones o forjado estéticamente”, puede ganar entre 10 y 15 gramos de oro.

¿Por qué  la esclavitud sexual se agudiza en zonas mineras? 

La situación de esclavitud sexual se agudiza en zonas mineras porque es un círculo vicioso que depende de varios factores que lo alimentan.

Karla Ávila, periodista, y directora de la fundación Lucelia, explicó que desde hace varios años se escuchan testimonios de prostitución forzada bajo distintos tipos de coacciones psicológicas o abuso de poder de ciertos grupos armados. «Ellos obligan a algunas mujeres a cometer actos de naturaleza sexual mediante la privación ilegítima de su libertad», dijo.

La defensora de los derechos humanos también recalcó que la vulnerabilidad de algunas mujeres en cuanto a las carencias económicas las empuja a aceptar ciertas ofertas laborales que no son del todo transparentes. 

«Simplemente creen en historias de éxitos efímeros que al final no son ciertas. Es decir, en algunos casos van a estos lugares con falsas esperanzas», expresó. 

Los ofrecimientos van desde obtener oro, ganar dinero rápidamente y en muchos casos conquistar algún estatus dentro de estas comunidades mineras. Lo que se traduce en comercio con oro y control de grupos de delincuencia organizada.

«En las zonas mineras abunda la presencia de grupos irregulares que controlan ciertos sectores bajo violencia armada que obliga a los habitantes a seguir normas impuestas para poder sobrevivir, pues lo que incluye el reclutamiento de mujeres, niñas, niños y adolescentes.»dijo.

¿Cuál es la forma de captación de mujeres, niños y adolescentes?

El informe Formas Contemporáneas de Esclavitud Moderna, del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello núcleo Guayana (CDH UCAB) reseñó que los captores tienen muchas formas de operar, pues la más utilizada es la oferta laboral engañosa.

«Específicamente en el contexto minero, las mujeres son captadas bajo el engaño de trabajos asociados a labores domésticas (cocina, lavado, atención de comercios) y luego son obligadas a prostituirse. Sin embargo, es muy difícil salir con vida del lugar», detalló el informe.

El documento explicó que los captadores mienten sobre el trabajo para luego operar.  En el caso de las mujeres las trasladan a otros municipios del estado como las minas. Esto bajo la promesa de alguna oferta laboral, y llegando al lugar resulta ser diferente a lo prometido.

Por otro lado, las mujeres, niñas y adolescentes las usan como mercancía, y con ellas realizan transacciones con oro para la explotación con fines laborales y sexuales en diferentes municipios del estado Bolívar. 

Muchas mujeres y adolescentes recurren a esta práctica porque no consiguen trabajo a tiempo, o por desesperación.

Datos sobre la esclavitud moderna

«La esclavitud moderna se puede definir cómo las situaciones en las que las personas mediante amenazas, violencia, coacción, abuso de poder, engaño, se le coarta su libertad y se le obliga en contra de su voluntad a realizar actividades que no desea realizar, se le controla su cuerpo, se le obliga a elegir o rechazar su empleo, o  dejar de trabajar», destacó el informe del CDH UCAB.

Finalmente una fuente de la policía de Bolívar estimó que en El Callao cerca de 3.500 mujeres ejercen prostitución forzosa. Por su parte, el documento del CDH registró que las víctimas más fatales de la esclavitud sexual son mujeres con 74% y niños y adolescentes con 25%.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver