Dos mujeres murieron en la carretera Caracas-La Guaira al ser arrolladas por un funcionario del Cicpc

Un viaje a la playa terminó en tragedia la madrugada del pasado lunes, luego que un funcionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) arrollara a un grupo de jóvenes que volvía a Caracas desde el litoral central.

Wendy Morales, de 19 años, y Jhoenny del Carmen Aquino Morales, de 20, planearon la noche del sábado ir a una playa de La Guaira en compañía de varios amigos, uno de ellos identificado como Isaac.

Ahora es noticia: Se escapó peligroso delincuente de los calabozos de la PNB en San Francisco del Zulia

A la mañana del día siguiente, desde la parroquia La Pastora emprendieron el viaje. Estuvieron todo el día en la playa, y en horas de la noche decidieron subir nuevamente a Caracas.

Abordaron una unidad de transporte público tipo Encava, que en el trayecto presentó varios desperfectos mecánicos, tal como indicaron los sobrevivientes.

El autobús detuvo su marcha varias veces en la autopista Caracas-La Guaira, pues según lo dicho por el conductor, tenía problemas en el motor. 

Mujeres arrolladas

Finalmente, la unidad se accidentó a la altura del barrio El Limón, y aunque el chofer le pidió a los pasajeros que se mantuvieran en el interior de la camioneta, Wendy, Jhoenny, Isaac y otras personas decidieron bajarse.

Cansados de esperar, y con ganas de llegar a sus casas, varias personas empezaron a caminar por el hombrillo de la autopista.

No recorrieron ni un kilómetro cuando fueron embestidos por un vehículo marca Ford, modelo Fiesta de color negro. Este era conducido por un detective el Cicpc, que al parecer, se encontraba en estado de ebriedad.

Wendy y Jhoenny murieron en el sitio debido a los fuertes traumatismos que sufrieron en el impacto, al igual que un hombre que viajaba en el puesto de copiloto del carro del funcionario.

En el suceso también resultaron heridas otras cinco personas, entre ellas una mujer embarazada y un menor de edad.

Los heridos fueron auxiliados por efectivos militares adscritos al destacamento 434 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), y trasladados al hospital Miguel Pérez Carreño.

En el sitio del suceso el funcionario implicado, cuya identidad se desconoce, aseguró que “por esquivar a un grupo de personas, chocó con otras”.

El caso quedó a cargo de la Fiscalía 159 del Área Metropolitana de Caracas. Los familiares de las víctimas piden que se haga justicia.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver