¿Dónde está el Koki, Garbis y Vampi?: Estos son sus aliados más cercanos

Luego de que por más de seis años mantuvieran el control de la Cota 905 y se creyeran los reyes del accionar delictivo en la ciudad de Caracas, hoy Carlos Luis Revette, Garbis Ochoa y Carlos Calderón Martínez son los principales prófugos de la justicia.

Dónde está el Koki

Casi dos millones de dólares ofrece el Estado venezolano por la captura de los cabecillas y sus compinches, mientras que miles de funcionarios se despliegan por diferentes zonas de Caracas y el resto del país para tratar de encontrarlos.

Determinar con exactitud la ubicación de estos hampones es un trabajo bastante difícil. Sin embargo, las autoridades avanzan en las pesquisas, que han arrojado que el Koki, el Garbis y Vampi huyeron por separado, y estarían en lugares distintos.

Más allá de la jugosa recompensa, el interés de la ciudadanía hacia la captura de estos delincuentes pesa ante el temor de que se reagrupen y recuperen el poder que tenían.

Ahora es noticia: Tiroteo en pleno río Guaire deja un asaltante detenido y uno lesionado

¿Dónde está el Koki y sus secuaces?

Aunque sus organizaciones delictivas fueron desmanteladas durante el procedimiento «Gran Cacique Guaicaipuro», estos sujetos tienen alianzas y bandas amigas casi en todo el país. Pudieran ser estas las que los apoyen a esconderse de las autoridades, indicaron fuentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Una de las más grandes, y que durante las últimas semanas dio muestra de su poderío bélico, es la banda de «El Conejo». Estos delincuentes operan en la población de Las Tejerías, estado Aragua.

De hecho, durante los últimos enfrentamientos en Las Tejerías, el Koki mostró apoyo a esa organización y mediante un ataque a la sede de PoliCaracas, exigió a las autoridades de dejaran de enfrentarlos o «encenderían a Caracas».

Además de la banda del Conejo, en Ocumare del Tuy tienen a otro aliado más, una organización delictiva conocida en el estado Miranda por su alta peligrosidad y comandada por un hampón conocido balo el alias de «El Bemba».

Esta banda es reconocida por el gran número de crímenes, extorsiones y secuestros cometidos en diversas zonas de los Valles del Tuy. En reiteradas ocasiones también han manifestado su apoyo al Koki y sus secuaces.

En la misma ciudad de Caracas, y muy cerca de la Cota 905, en El Guarataro, también existen varios grupos delictivos menores que secundan a Carlos Revette y Garbis Ochoa, aunque las autoridades ya tomaron esa zona y no dieron con el paradero de ningún delincuente de la Cota 905.

Vale destacar que Carlos Calderón Martínez, alias «El Vampi» también tiene nexos con organizaciones delictivas dedicadas a la extracción de oro en el estado Bolívar. Allí cohabitan bandas que tienen un gran poder bélico y que para las autoridades representan algo difícil de enfrentar.

Ni los mencionan

Aunque este sábado la titular del Ministerio de Interior, Justicia y Paz, Carmen Meléndez informó sobre el resultado del operativo donde resultaron abatidos al menos 22 delincuentes y cuatro funcionarios de seguridad murieron durante los enfrentamientos, nunca mencionó ni al Koki, ni a Garbis, y menos a Vampi.

¿La razón? la desconocemos, pero lo cierto es que sí vinculó las organizaciones delictivas a personeros de la oposición venezolana.

Sin embargo, aunque no los mencionen, con helicópteros de las fuerzas de seguridad arrojaron panfletos donde ofrecen dinero por su captura.

Por los tres cabecillas de la banda dan hasta 1.500.000 dólares, y 500.000 por cada uno.

Por otros sujetos como Oswaldo Reené Velásquez, alias «El Rocky»; José Luis Paredes, apodado «El Chino»; Juan Carlos Pérez Vargas, alias «El Juampiro»; Alexander Eloy Rondón López, alias «El Gokú, ofrecen 20.000 dólares por cada uno.

Mientras que por delincuentes como Romer Ordáz Clemente, alias «El Romer», y Gionel Trejo, apodado «El Trejo», el Estado ofrece 50.000 dólares.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver