Asesinaron y enterraron a un sargento del Ejército para robarle dos fusiles en Anzoátegui

En circunstancias que aún no están claras asesinaron al sargento segundo del Ejército Nacional Samir José Astudillo para despojarlo de dos fusiles que tenía en su poder, cuando se encontraba en la Base de Seguridad Macolla, del municipio Independencia, al sur del estado Anzoátegui.

La versión que manejan las autoridades indica que la tarde del 30 de mayo la víctima se encontraba de servicio junto a un cabo perteneciente al mismo batallón.

A eso de las tres de la tarde el sargento le ordenó al cabo que fuera a calentar el almuerzo en una finca cercana a la base. Él se quedó con ambos fusiles y el subalterno fue a cumplir la orden.

Ahora es noticia: Hombre asesinó a su madre y simuló un robo en su casa en Caracas

Cuando el cabo volvió con la comida no había nadie. Él pensó que se había ido a otro lado y decidió esperar que apareciera. Aunque en el lugar faltaban también 10 cargadores de fusil, el cabo no notificó la situación sino hasta el día siguiente que notificó a sus superiores la ausencia de Astudillo.

De inmediato se desplegó un operativo de búsqueda del sargento y el cabo, cuya identidad se desconoce, fue detenido por el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas), mientras se esclarece el caso.

¿Qué otros detalles se saben del crimen de Samir Astudillo?

La tarde de este lunes la comisión localizó el cadáver de Astudillo en una zona boscosa de la población de Coloradito, del mismo municipio.

El cadáver estaba parcialmente enterrado y uniformado. No tenía sus pertenencias ni los fusiles que portaba al momento de su desaparición.

Por el momento las autoridades manejan dos posibles versiones. Una que sospecha que al sargento lo sometieron delincuentes, quienes lo robaron y lo mataron. La otra que sugiere que él estaba involucrado en el robo de las armas y luego le quitaron la vida.

Luego que le practicaran la autopsia al cadáver del militar se determinó que falleció a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico severo.

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver