A los funcionarios del Cicpc no les alcanza el sueldo ni para comprar un kilo de queso

Sueldos de hambre son los que devengan los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), pues con lo que ganan en un mes de trabajo no les alcanza ni para comprar un kilo de queso.

Funcionarios kilo de queso
Foto: Referencial.

Todos los meses decenas de funcionarios se retiran de la policía investigativa en busca de nuevas labores que generen mayores ingresos y calidad de vida.

Según fuentes del organismo policial, un detective percibe como sueldo entre 7,88 y 8,10 bolívares, dependiendo de los años de antigüedad. Es decir, ni dos dólares al mes.

En el caso de los inspectores, que por la jerarquía tienen entre 9 y 17 años de servicio, su salario oscila entre los 8,12 y 8,32 bolívares.

Un comisario, que tienen la mayor jerarquía dentro del Cicpc, cobra entre 8,39 y 8,59 bolívares. O sea, un funcionario que tiene más de 20 años de antigüedad no se embolsa ni dos dólares al mes.

Algunos funcionarios, cuyas identidades se mantienen en resguardo, aseguraron que tienen rebuscarse para poder obtener dinero. Trabajar como escolta, personal de seguridad, o cualquier otro oficio donde ganen más que en el que se formaron profesionalmente.

Brigadas sin recursos

Pero no todo queda allí. Cada brigada del Cicpc debe autosustentarse. Los mismos policías tienen pagar los servicios de las patrullas y motos. Costear los gastos de reparación de las unidades y hasta pagar la gasolina.

Además de eso, deben conseguir todo el material de papelería utilizado para la elaboración de expedientes y oficios necesarios para llevar a cabo el trabajo de investigación.

Toner de impresoras, resmas de papel, bolígrafos, carpeta, entre otros. Todos esos recursos deben ser costeados por los mismos funcionarios.

A la hora de equipar las unidades de combustible no tienen una estación de servicio asignada. Vulgarmente deben rogar para que les permitan surtir. De paso, deben poner ellos mismos su huella en el biopago y descontar los litros que les corresponde personalmente.

Seguro sin cobertura

Todos los funcionarios de seguridad del Estado gozan de un Fondo Administrativo de Salud, que en teoría, cubre los gastos clínicos de emergencia o por consulta que tengan los asegurados.

Sin embargo, la cobertura de ese seguro está desfasado de la realidad, pues es por un monto aproximado de 4 bolívares. Es decir, ni un dólar.

En algunas ocasiones, cuando llevan a funcionarios heridos en enfrentamientos a clínicas privadas no los aceptan porque el seguro no les cubre casi nada.

Todo esto da a demostrar la realidad que enfrentan los policías del Cicpc. Un trabajo que necesita dedicación y preparación, que no es retribuido como se merece.

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver