La sextorsión: un delito en auge en Venezuela

Lo que suele comenzar siendo un divertido y picante juego entre parejas o amigos, también puede terminar en algo bastante engorroso. La sextorsión es una práctica que presenta un repunte en Venezuela, y las autoridades comienzan a tomar cartas en el asunto.

Referencial / Cortesía

Al enviarle una foto íntima a otra persona, también le podemos dar el poder de utilizarla en nuestra contra. Sin escrúpulo alguno, amenazan y extorsionan a sus víctimas a cambio de algún beneficio

Ahora es noticia: ¿Mi Casa Bien Equipada?: Así es el nuevo modus operandi de los estafadores

Una fuente del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), afirmó que cada vez son más las denuncias de sextorsión que reciben en sus oficinas, aunque no especificó cifras de estos casos en Venezuela.

De hecho, en las últimas horas detuvieron en Miranda a un hombre identificado José Oviedo Zerpa Castillo, de 28 años. Él, mediante engaños, obtuvo fotos íntimas de una joven. El mismo la amenazaba con publicarlas en redes sociales, si ella no aceptaba tener relaciones sexuales con él.

En medio de la extorsión la víctima acudió a la Delegación Municipal del Cicpc de Ocumare del Tuy, y denunció a este sujeto. Al comprobar las amenazas los detectives procedieron a capturarlo y ponerlo a la orden del Ministerio Público.

La práctica de la sextorsión representa varios tipos de violencia, según lo estipulado en el artículo 15 de la Ley Sobre el Derecho a la Mujer a una Vida Libre de Violencia.

Precisamente el numeral 15, de este ordenamiento jurídico, define como violencia mediática a la exposición, a través de cualquier medio de difusión, de la mujer, niña o adolescente, que de manera directa o indirecta explote, discrimine, deshonre, humille o que atente contra su dignidad con fines económicos, sociales o de dominación.

Sextorsión en Venezuela también representa violencia sexual

Además de eso, la sextorsión también representa violencia sexual. Pues se vulnera el derecho de la mujer a decidir voluntaria y libremente su sexualidad, comprendiendo no solo el acto sexual, sino toda forma de contacto o acceso sexual, genital o no genital, tales como actos lascivos, acceso carnal violento o la violación propiamente dicha.

Es por eso que las autoridades en Venezuela hacen un llamado a las víctimas a que denuncien este tipo de prácticas (sextorsión), que menoscaban la integridad de la mujer.

La policía científica cuenta con la División de Investigación de Delitos Contra La Mujer, para atender directamente estos casos. Tienen especialistas en la materia que brindan el apoyo necesario a las víctimas.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver