Volver
Compártelo:

Retos de la educación venezolana en contexto de pandemia

La pandemia de la COVID-19 llegó a Venezuela como un factor agravante de la profunda crisis que, desde hace varios años, se vive en el país. Representando a su vez, mayores retos en la cotidianidad laboral, cultura, social y educativa de los ciudadanos.

Sobre este último elemento, Zuleika Fagundez, coordinadora académica nacional de la ONG Empodérame, habló en entrevista con Todos Ahora, para explicar cuáles son los retos de la educación venezolana en contexto de pandemia. Tema que también desarrolló en una ponencia dictada este lunes a un grupo de líderes venezolanos.

Ahora es noticia: INJUVEM promueve primer Encuentro Nacional de Jóvenes Líderes

«Algunos de los principales retos a sortear, tiene que ver con la conectividad a internet, recursos tecnológicos para poder dictar/recibir las clases en línea (on line /offline). Así como la adopción de medidas pedagógicas/andragógicas que sean efectivas para que el alumno no pierda el interés». Dichos problemas se agudizan con las fallas de energía eléctrica», dijo Fagundez.

A las condiciones anteriores, señaló que se puede sumar «el componente psicosocial (condiciones del educador / cargas de trabajo excesivas) y socioemocional (alumnado y educador)».

¿Qué sucede con la capacidad tecnológica en Venezuela?

En este sentido, aseguró que el sector educativo de Venezuela no se encontraba preparado en materia tecnológica para afrontar los efectos de la pandemia.

«Se puede afirmar que Venezuela no estaba preparada (tecnológicamente) para sobrellevar el efecto que la pandemia ha ejercido en la educación. Al comienzo de la pandemia, se tomaron medidas extremas y los educadores se vieron envueltos en un ciclo de ensayo y error. Los profesionales de la educación se han visto en la necesidad que adoptar medidas para garantizar las clases en línea. La mayoría trata de hacer lo mejor posible con lo poco que tiene a su alcance», dijo.

Con base este hecho, advirtió sobre las posibles consecuencias que se puede tener en las generaciones futuras.

«El problema de experimentar con algo tan importante como lo es la educación, es que el efecto, bien sea positivo o negativo, lo veremos reflejado en las siguientes generaciones de profesionales», expresó.

«La escasa información o la formación a medias, podría ocasionar un grave retroceso en la preparación del alumnado si estos no buscan las vías alternas para llenar el vacío de contenido académico que la improvisación pudo haber dejado», agregó.

La también abogada, citó al portal Speedtest Global Index, que posiciona a Venezuela como el país número 173 con relación a la velocidad de acceso al Internet. «Dando un promedio de ancho de banda de 3.48 mega bits por segundo, una diferencia de más de 200 Mbps con respecto al primer lugar».

¿Cuáles son las formas de afrontar estos retos?

Como formas de respuestas de los venezolanos frente a esta situación, resaltó la importancia que tiene que los educadores tengan dominio de herramientas tecnológicas y virtuales. Con el fin de manejar herramientas como aulas virtuales, video conferencias, tutoriales, entre otros.

«Muchos docentes han hecho uso de herramientas que han servido para mermar un poco los retos a los cuales se encuentran sometidos. Han acudido al uso de herramientas que dominan. Algunas de estas: elaboraciones de guías de trabajo y estudio, Gmail, WhatsApp, y otras redes sociales», dijo.

Exaltó la vocación de los educadores venezolanos quienes a pesar de un entorno de dificultades, sobrepasan estas barreras con innovación y amor a su oficio.

Durante todos estos meses, los educadores han demostrado que están allí por vocación, dando lo mejor de sí con las herramientas que tienen a su alcance, tratando de cubrir y cuidar todos los aspectos para formar buenos ciudadanos y grandes profesionales. Todo esto demuestra que, sin duda alguna, la manera de percibir la educación y sus modalidades han cambiado.

¿Cuál es la importancia de la participación de los jóvenes?

Por otra parte, Fagundez habló sobre su experiencia en la ponencia con relación a este tema dirigido a líderes venezolanos. Al tiempo que destacó que la intención de escoger este target -estudiantes universitarios y agentes de cambios en sus regiones- tiene que ver con la intención de concienciarlos de los retos de una educación de calidad en Venezuela.

«También se buscó fomentar en ellos iniciativas que les permita trabajar en conjunto con el profesorado y generar cambios positivos en materia educativa. Que exista un acompañamiento docente-alumno. Además de que juntos generen propuestas efectivas que den respuesta a la manera en que será impartido el conocimiento (agentes replicadores y generadores de iniciativas con impacto social», dijo.

«Finalmente, estos jóvenes, como líderes estudiantiles, tienen incidencia sobre otros alumnos que hacen vida en los recintos universitarios. Esto implica mayor alcance y mayor número de personas generando ideas que conllevan en el mediano plazo a cambios sustanciales frente a la situación educativa venezolana. Más aún en el contexto pandémico», concluyó.

Lo más leido