Movimiento Social Regalando Sonrisas realizó jornadas sociales en Carabobo

Durante diciembre el movimiento carabobeño Regalando Sonrisas realizó jornadas sociales en diferentes municipios de la entidad. Esto con el fin de atender una de las necesidades primordiales en la actualidad como lo es la alimentación. Asimismo, en una entrevista para Todos Ahora contaron su experiencia en estas actividades.

Movimiento Regalando Sonrisas en Carabobo. Foto: Cortesía

Parte de la ayuda que han dado se trata de donaciones y alimentación. Entre los municipios más visitados están Valencia, San Diego y Guacara donde con el pasar el tiempo han detectado mayor cantidad de zonas vulnerables que les da la motivación a realizar más actividades.

Ahora es noticia: Sectores vulnerables de El Tigre recibieron regalos por parte de la Fundación Una Vida con Propósito 

“Regalando Sonrisas se trata de un grupo de jóvenes que durante mucho años hemos visto cómo personas están en situación precaria, a raíz del problema mundial con respecto a la covid-19 esta se agudizó muchos más” expresó Albert Parra quien preside este movimiento.

¿Qué motivó a Regalando Sonrisas a realizar estas jornadas sociales?

Decidimos ayudar y crear esta bonita iniciativa. Durante cuatro días estuvimos realizando donaciones gracias a la colaboración de muchos que colocaron su granito de arena a esta iniciativa.

Hemos hecho arepitas, sopas y más. Siempre con la convicción de que podremos llegar a dibujar una sonrisa en alguien que quizá no haya comido y necesitaba de nosotros.

Nos ha pasado que mucha gente nos agradece de corazón por lo que hacemos porque no tenían nada en sus casas para comer. Eso no solo nos llena por ayudarles sino que nos motiva a trabajar más duro para ser más consecuentes.

La misma se convirtió en un sentimiento muy bonito, ver cómo creábamos y causábamos una hermosa sonrisa en niños y adultos generó una alegría  gratificante al realizar estas donaciones en zonas muy necesitadas.

Entre granitos de arena podemos formar un gran médano 

Nosotros a medida que realizábamos donaciones vimos  que tan grande es la situación precaria en la que vimos muchos; entre granitos de arena podemos formar un gran médano.

Tal vez esa pequeña donación era el milagro del día para quien lo necesitaba, un abrazo, una sonrisa, unas palabras de aliento se han convertido en una esperanza para muchos,  afirmándoles siempre que Dios no los abandonará a pesar de los malos momentos.

Finalmente, Parra agradeció a cada persona y empresa que ha ayudado en cada actividad, también, afirmó que seguirán ayudando a más personas con el objetivo de dibujar una sonrisa en cada una de ellas y aseguró que recibirá con los brazos abiertos a quienes deseen unirse a este propósito.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver