«Regala una sonrisa», una ONG destinada a dignificar a las personas en situación de calle

Vivir en la calle es una situación que pone al límite las necesidades de cualquier persona. El hambre, frío, soledad y diferencia, son las realidades con las que quienes viven bajo estas circunstancias deben luchar día a día. Y nadie mejor para entenderlo que alguien que haya vivido bajo esta misma situación.

Este es el caso de Francisco Soares, presidente de la ONG Regala una sonrisa, quien luego de haberse rehabilitado, entendió la necesidad de asistir y dignificar a estas personas a través de esta iniciativa que emprendió en el año 2016.

Ahora es noticia: Dibujando Sonrisas Anzoátegui llevó una sonrisa a los niños del oncológico infantil

¿Cómo lo hacen?

Spencer Argote, líder de uno de los programas pioneros de la organización, Yoga de la risa, explicó cuáles son las líneas de acción a través de las cuales regalan sonrisas a los más necesitados.

1. «Estamos en la calle ayudando». A través de este programa los miembros de la ONG se trazan rutas por Caracas con la finalidad de asistir con la entrega de alimentos, medicinas y atención médica primaria, a quienes se encuentren en situación de vulnerabilidad. 

«Actualmente salimos solo en Caracas porque antes de la cuarentena también lo hacíamos en el estado Aragua. Ya nosotros reconocemos dónde están las personas que viven en la plaza, en los puentes, en El Guaire. Simplemente lo que hacemos es marcar una ruta y salimos a la calle, y dependiendo de en dónde veamos a la persona en situación de calle, nos paramos y los atendemos», comentó Argote.

2. El banco de ayuda. Este está ubicado en la sede la organización. De acuerdo con el activista, antes de la pandemia, allí recibían entre 20 y 30 personas diariamente a quienes dotaban con ropa, zapatos o medicamentos. Actualmente, esta atención se ha visto limitada a las medidas de cuarentena y las entrega de insumos se ha hecho en las adyacencias de la sede.

3. Yoga de la risa. Esta es una «técnica terapéutica que combina ejercicios de respiración con risas sin condición», es decir, que no se requiere de un estimulo para reírse, sino que, esta se logra a través de la imaginación y con el contacto con el «niño interno».

«Esta actividad la realizamos a través de dinámicas recreativas, por ejemplo, hacemos posiciones de dinosaurio, de un cangrejo, nos imaginamos que nos montamos en una moto, etc. Simplemente nos reímos sin ninguna condición o estímulo», explicó.

Asimismo, indicó que el cerebro humano no reconoce si una risa es fingida o es espontánea, sino que, simplemente reconoce el gesto de que se está sonriendo. Por esta razón, comienza a segregar hormonas asociadas a la felicidad y a generar todo el bienestar que el cuerpo necesita tanto física como psicológicamente.

4. Bono para la vida. Este es el programa a través del cual la ONG recolecta los fondos para sus activismo social. La realización de jornada de Yoga de la risa en empresas, permite recoger fondos que se destinan para estos fines.

Asimismo, enfatizó que antes del confinamiento, realizaban «jornadas nocturnas» en las que atendían a unas 300 personas en situación de calle.

«Antes de la pandemia hacíamos una jornada por mes en las que le llevábamos, atención médica primaria, ropa o medicina. Empezabamos cada jornada como a las 2:00 de la tarde porque nosotros mismo preparamos la comida. Una vez hicimos 750 arepas, en otra ocasión 1.000 empanadas y 300 panquecas en otra», mencionó.

¿Cómo regalar sonrisas durante la cuarentena?

Argote comentó que, como casi en todos los ámbitos sociales, la cuarentena ha representado retos para el desempeño de sus actividades. Sin embargo, la voluntad y la capacidad de adaptación han sido sus principales herramientas para seguir ayudando a los más necesitados.

Es de esta manera que llevan nueve domingos realizando lo que han denominada «la sopa sonrisa».

«Estamos entregando una sopa tipo menestrón a aproximadamente 100 personas desde hace nueve domingos. Además, les damos un dulce, y a propósito la de COVID-19, le chequeamos la temperatura», contó.

Sin embargo, comentó que la atención ha tenido que ser bastante rápida porque la policía los desaloja del lugar.

En este mismo sentido, resaltó que han tenido que migrar algunas actividades como la de recaudación de fondos, a métodos virtuales.

«Hemos dictado talleres de gimnasia cerebral y risoterapia. Además, para el mes de octubre tenemos una formación de terapia de la risa vía On Line. Nos hemos adaptado a hacer actividades vía Zoom y formaciones netamente vía Internet para seguir recabando fondos a pesar de la contingencia», destacó.

¿Cómo contribuir con este proyecto?

Aseveró que si alguna persona está interesada en apoyar esta iniciativa, en primera instancia puede hacerlo acompañándolos a las jornadas de sopa sonrisa que se están realizando todos los domingos. Enfatizó que allí, los voluntarios pueden colaborar en tareas como servir o hacer la comida, o a tomar la temperatura.

Sin embargo, aclaró que si el aporte que se desea hacer es de alimentos, medicinas o monetaria, pueden contactarse con la organización a través de sus redes sociales @regalameunjajaja.

Finalmente, Argote resaltó el slogan de la ONG invitando a todos los venezolanos a ser más acción y menos discurso.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver