Proyecto 860 en Táchira: Caminantes sufren la violación sistemática en DDHH

Ante la grave situación de emergencia humanitaria, la organización defensora de los DDHH, Proyecto 860, fijó posición en el Táchira. Alexis Chacón, estudiante de Derecho y coordinador de la organización, conversó con Todos Ahora sobre el trabajo que están realizando. En las últimas semanas múltiples organizaciones de la sociedad tachirense realizan acciones de atención humanitaria a los contingentes de caminantes venezolanos. Abandonan el país sin ninguna atención del “estado” de Nicolás Maduro.  

Organización Proyecto 860 comprometida con los caminantes venezolanos

¿Cómo trabaja Proyecto 860 el tema de los caminantes venezolanos en las últimas semanas?

Ha sido todo un tema porque desde el inicio de la pandemia se estigmatizó a los emigrantes que ingresaban. Todos conocemos las violaciones a derechos humanos que cometieron en ese lapso de tiempo. Y ahora nos toca ver el otro lado de la historia con los migrantes que se van. Particularmente que se van a pie y en su ruta hacia Colombia deben transitar por el estado Táchira. Pues es una ruta más accesible para los migrantes que vienen del centro del país.

Desde Proyecto 860 nos hemos abocado y participado en campañas. El 17 y 18 de octubre se hicieron entrega de tapabocas, ropa, guantes, medias, calzados, artículos de higiene, artículos personales. Aproximadamente 400 caminantes venezolanos que cruzan tierras tachirenses se beneficiaron.

Ahora es Noticia: Diputada Karim Vera: Venezolanos arriesgan sus vidas para llegar a Colombia

¿Cómo defensor de derechos humanos qué diagnostico puedes hacer con respecto a las situaciones que están viviendo los caminantes venezolanos en la geografía regional y nacional?

-Es una violación sistemática porque no solo se vulnera el derecho a la vida, la alimentación, la salud y familia, que son las causas que motivan en abandonar el territorio, además no se garantiza el derecho a la movilidad. Tampoco se les garantiza el derecho a la identificación. No existe garantía que estos migrantes  cuenten con cédula de identidad y mucho menos con un pasaporte. Vemos con preocupación desde Proyecto 860 cómo se ha creado una política de estado sistemático para violar los derechos humanos.

Caminantes venezolanos desatentidos

Con respecto a la reciente muerte de un caminante y los arrollamientos frecuentes en las últimas semanas ¿cuál es la posición de Proyecto 860?

– Es de preocupación porque el Estado debe garantizar a todas las personas el libre desarrollo de su personalidad. Involucra el traslado dentro del territorio nacional y muchos otros aspectos de la personalidad que están vinculados con la libertad. Si una persona camina desde el centro del país hasta el estado Táchira, el Estado debe garantizar los mínimos vitales.

Estamos bastante preocupados porque Venezuela padece una emergencia humanitaria compleja desde hace uno o dos años. Es muy preocupante no que haya fallecido una persona, sino que se desconoce su nombre, si tenía familia, su identidad. Sin duda alguna es enorme el daño psicológico que ha vivido la población venezolana con estas circunstancias.

Ahora es Noticia: Coalición de derechos humanos hace seguimiento a la salida de migrantes por Táchira

Población en extrema pobreza huye de Venezuela

¿Cómo se puede caracterizar a la población caminante venezolana emigrante?

– En cuanto al  rango de edad es diverso. Desde recién nacidos o bebés que tienen pocos meses en brazos de sus madres, hasta personas ancianas de 60 y 70 años. Son personas que se encuentran en extrema pobreza y es su motivación para abandonar el territorio.

¿Qué actividades continuará haciendo Proyecto 860 en torno a este tema y que recomendaciones hacen?

Desde Proyecto 860 manejamos dos áreas de acción. La defensa de los derechos humanos en la cual seguiremos denunciando documentando y difundiendo las constantes violaciones de derechos humanos. Y el  apoyo en asistencia humanitaria: alimentación, calzado, ropa y material de bioseguridad. Venezuela vive una gran crisis donde se ha desestimado la labor pública.  Para aquellos funcionarios que desde las políticas de estado han impulsado estas medidas de violación sistemática de derechos humanos. Pedirles o exigirles que no es un favor ayudar a los migrantes es una obligación.  Se debe exigir el cumplimiento de los mínimos vitales, no es un favor lo que se le está pidiendo es su deber.

Volver