Volver

One Milk for Venezuela ayuda a los niños en situación precaria

One Milk for Venezuela se creó en Weston, Florida, en enero de 2018 con el único objetivo de recaudar donativos alimenticios y médicos para niños, y enviarlos a profesionales de la salud en Venezuela.

Inicialmente, la recolección comenzó de manera individual, a través de grupos de amigos y apoyo local y al cabo de varios meses pudieron extender su labor a nivel internacional.

Ahora es noticia: El autocine pronto llegará a Venezuela

¿De qué se encarga One Milk for Venezuela?

La ONG se encarga de proveer insumos alimenticios y médicos a los niños en condición de desnutrición y enviar a Venezuela proteínas, suplementos, pañales, teteros, medicinas sin récipes, equipos médicos y material quirúrgico.

Por otro lado,  se encuentran ubicados en 15 estados del país, trabajan con alianzas en zonas muy rurales y de difícil acceso.

Estas ONG actúan como canales de ayuda humanitaria, las cuales les ha permitido acercarse a la gente y atender sus necesidades principales.

¿Cuál ha sido su labor en cuarentena?

Desde que comenzó la cuarentena no han dejado de apoyar a los estados de Venezuela más vulnerables por la pandemia. La labor más destacada es que cumplen con donar jabón a los niños para que puedan cumplir con el protocolo de prevención.

Por otro lado, comida y medicinas que llegan desde el exterior son la base fundamental de la labor de la ONG en cuarentena.

¿Quiénes forman parte de la ONG en Venezuela?

El equipo está formado por voluntarios, quienes tienen un trabajo a tiempo completo. En su mayoría son padres o madres de familia.

Su objetivo es ser pioneros de una red de ayuda humanitaria limpia, llena de profesionales abnegados y con espíritu caritativo.

En este sentido, trabajan con compromiso y transparencia, con la finalidad de hacer seguimiento y evitar que se dupliquen ayudas en zonas específicas y otras queden desasistidas, así como el uso adecuado de los recursos e insumos a entregar.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Lo más leido