Girasoles de Esperanza, un proyecto hecho de amor

Una joven venezolana, llamada  Maria Valentina Palencia, emigró a los Estados Unidos en busca de nuevas oportunidades. Al abrirse nuevas puertas, decidió crear la fundación sin fines de lucro Girasoles de Esperanza, un proyecto hecho con amor que brinda una mano amiga a quien lo necesita.

La barquisimetana, de 21 años de edad, comentó que, al estar en uno de los países más desarrollados del mundo y ver que en su país natal existen tantas necesidades, sintió la motivación de hacer realidad un proyecto que surgió en su interior, desde que tenía 12 años de edad, con el apoyo de su madre y amigos.

Foto cortesía

Ahora es noticia: Lara: Sindicato automotor prevé un retroceso tras el aumento del gasoil

En los últimos meses, la fundación se vio en la obligación de pausar sus actividades; sin embargo, están considerando reactivarlas.

¿Cuál es la labor de Girasoles de Esperanza?

Esta fundación realiza en primer lugar actividades y donaciones que beneficien a niños, ancianos y personas enfermas. Cuentan con voluntarios y donantes fijos, así como con personas que se suman dependiendo la actividad.

A través de las redes sociales, difunden la lista de las cosas que necesitan obtener como, ropa, comida y medicamentos. “Muchos venezolanos que están en Estados Unidos colaboran con nosotros”, dijo Palencia.

Foto cortesía

Además, señaló que, otra forma de colaborar con ellos, es difundiendo la información sobre las actividades o formando parte de los voluntariados.

Finalmente, destacó que, aunque atienden principalmente a la comunidad del estado Lara, esperan poder cubrir otras entidades del país.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.  

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver