Tapas y Botellas por Vidas: una fundación amiga del medio ambiente

Los venezolanos han demostrado ser solidarios y de buen corazón, a pesar de las circunstancias adversas por la que puedan estar pasando, siempre están dispuestos a brindar una mano amiga a quien más lo necesita.

Es por ello que, el papel que juegan las fundaciones, organizaciones, instituciones y sociedad civil en el país es de vital importancia para llegar a la población más vulnerable que, sin duda alguna, está conformada por la población infantil.

Ahora es noticia: Boletín de la Codhez destacó que el 80% del sector laboral en la Guajira está paralizado

Sobre todo en los casos de los niños que deben recibir algún tratamiento especial. Es aquí donde estas organizaciones tienen como fin ayudar y apoyar haciendo un poco más llevadera la vida de estos pequeños y la de sus padres durante el tratamiento.

Por motivos como estos es que surge la Fundación Tapas y Botellas por Vidas. Este es un proyecto merideño que tiene siete años convirtiéndose en un actor importante dentro de la sociedad civil. En su labor fomentn la cultura del reciclaje para el cuidado del medio ambiente.

Promueve el liderazgo a través de valores dentro de las comunidades que ayudan a combatir el cambio climático y sus efectos por medio de la recuperación de materiales de desechos sólidos para la obtención de recursos económicos, la cual financian la adquisición de los bienes y servicios de los niños, niñas y adolescentes con enfermedades oncológicas y hematológicas en el estado y a nivel nacional.

En entrevista con su presidenta, fundadora y guía Paola Pérez detalló para Todos Ahora la principal misión de esta fundación. Además comentó los desafíos enfrentados durante estos siete años de trabajo y los programas que se están ejecutando actualmente.

¿Qué es la Fundación Tapas y Botellas por Vidas?

Es un emprendimiento social orientado a prestar soluciones de reciclaje de plásticos. También de papel, cartón, metales, fluidos y todo material que sirva para el mismo propósito, no limitativo a los ciudadanos; para generar beneficio social dedicado a la adquisición de medicamentos, insumos, estudios y exámenes médicos, alimentación, dotación de ropas, lencería para los niños, niñas y adolescentes en hospitales atendidos y/o censados de limitados recursos con enfermedades oncológicas, hematológicas u otras enfermedades graves en los centros hospitalarios en el estado Mérida y a nivel nacional.

Fundación Botellas y Tapas por Vidas. Foto: Cortesía

¿Cómo ha sido el trabajo realizado por la fundación?

La fundación ha trabajado arduamente con las comunidades y ciudadanos como reflejo de la cultura y la responsabilidad social, compartiendo las diferentes iniciativas con el desarrollo de prácticas sostenibles para las generaciones futuras que genera conciencia sobre el impacto del plástico, sobre la salud y sobre el medio ambiente.

En la actualidad, la fundación  ha ampliado sus metas; en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas. Se está trabajando para lograr una serie de objetivos que pueden guiar las intervenciones sobre higiene en el entorno en el que vivimos.

Además de centrarse en los efectos positivos en la salud de los niños durante estos últimos años con el ODS 3 «Garantizar una vida sana y promover el bienestar» y en el medio ambiente; con el ODS 13 «Acción por el clima»; se está promoviendo el ODS 4 «Educación de calidad» para fomentar la participación y el liderazgo en las comunidades con temas que se abarcan y que son relevantes para la evolución de las sociedades.

¿Cuáles son los programas que brinda la fundación?

#YoRecolecto, promover la recolección y reciclaje de tapas y botellas plásticas en comercios, hogares y comunidades en general.

#AdoptaUnPaciente, apoyar a algún niño o adolescente con tratamiento de quimioterapia en sus necesidades básicas para garantizar su recuperación.

#ServicioPublico, difundir la solicitud de un insumo o exámen médico para algún niño o adolescente con tratamiento de quimioterapia. Y en algunos casos, también se usa para donar medicamentos disponibles en nuestro inventario.

#VisitasalIAHULA, visitas dentro del cronograma al Instituto Autónomo Hospital Universitario de los Andes (IAHULA) para entregar insumos, donaciones o celebrar fechas especiales con los niños

#DonacionesTBXV, entrega de insumos, medicamentos o dinero a algún niño o adolescente con tratamiento de quimioterapia o pacientes con otro diagnóstico que se pueda apoyar.

¿Cuáles han sido los principales retos enfrentados durante estos 7 años? 

Lograr visibilidad, el ganarse la confianza de las personas y concienciar a la población con prácticas de reciclaje y que se identifiquen con nuestra misión.

Afortunadamente, ha sido un proyecto que ha subido escalón por escalón. No nos queda más que agradecer por estos 7 años que están dando sus frutos al ver que somos una gran familia de miles de personas dispuestas a generar un cambio en el medio ambiente y a apoyar a niños y adolescentes en su etapa de tratamiento de quimioterapia.

 ¿Cuáles son las expectativas a futuro?

Nuestras expectativas siempre han sido el apostar por obtener mucho más ayuda y apoyo de todos los ciudadanos. Nos gustaría que el reciclar para beneficio social se convierta en una práctica sostenible y sustentable para convertir a la ciudad de Mérida en la primera ciudad ecológica de Venezuela y ¿por qué no para todo nuestro país, nuestra región y el mundo entero?.

Vienen años de grandes triunfos y crecimiento para Venezuela y para esta fundación que espera conquistar todos los espacios a través del reciclaje como acción por el clima y beneficio social.

Juntos Hacemos Más y en la Fundación Tapas y Botellas por Vidas ¡Se recicla para celebrar la vida! ¡Estamos ganando una batalla juntos!

Principales necesidades de la fundación

Necesitamos agentes replicadores de la información que se identifiquen y se enamoren del proyecto así como lo hacemos nosotros. Sería la única manera que podamos lograr un cambio de verdad.

Mensaje final

Para satisfacción de la Fundación Tapas y Botellas por Vidas, se ha visto la buena aceptación sobre nuestras iniciativas y la retroalimentación positiva por parte de los ciudadanos. Por esta razón en la Fundación Tapas y Botellas por Vidas, todo el equipo voluntario que la conforma y su presidenta Paola Pérez, seguiremos apostando en poner el foco, precisamente en donde falta luz,  para poder vernos todos realmente como somos: seres humanos conscientes, concluyó Pérez.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver