Fundación Nueva Esperanza Niño Jesús, un apoyo para las comunidades vulnerables

Las organizaciones sin fines de lucro en Táchira son un pilar muy importante para el apoyo a las comunidades vulnerables. Tal es el caso de la Fundación Nueva Esperanza Niño Jesús, quienes han brindado ayuda en el sector de Santa Elena y sectores aledaños, todo con el objetivo de dar esperanza al venezolano

Ahora es noticia: Fundación Itaka-Escolapio un lugar de ayuda para quienes más lo necesitan

Fundación Nueva Esperanza Niño Jesús: su labor

Esta organización es de carácter comunitario, según señaló José Suárez, presidente de la fundación. Detalló que llevan un trabajo desde hace seis años.

Iniciaron con los adultos mayores del sector de Santa Elena en San Cristóbal, estado Táchira, realizando actividades recreativas, deportivas, y paseos, afín de generar espacios sanos para un mejor vivir de estos abuelos.

Suárez mencionó que luego de varias actividades, iniciaron con los niños, niñas y adolescentes de la comunidad. Allí han brindado talleres educativos y recreativos para un mejor desenvolvimiento de los jóvenes. Todo gracias a otras organizaciones que han apostado por proyectos educativos en comunidades vulnerables.

«Involucramos a las mujeres embarazadas y a los padres y representantes también», dijo.

El comedor, una prioridad

Suárez destacó que crearon alianzas con la organización Alimenta la Solidaridad Táchira hace tres años para trabajar con el comedor «Una Nueva Esperanza». Uno de los proyectos de prioridad para la comunidad de Santa Elena, donde son atendidos 250 personas. «Allí son beneficiados también del sector 45, Lagunillas, Mirador y la Popa».

Asimismo, mencionó que hace cinco meses iniciaron otro comedor en el sector Brisas del Pinar, gracias a la organización Uni Andes. En ese lugar atienden a 150 personas de un alto grado de vulnerabilidad.

«No contamos con recursos propios, pero gracias a las alianzas con las organizaciones como Un Color por la Educación, Funda Redes, Uni Andes, Unicef, Finampyme, Alimenta la Solidaridad, hemos realizado diversas actividades. Entre ellas, jornadas sociales, talleres, se han entregado kits de bioseguridad y hemos iniciado con los comedores, algo que era vital en nuestra organización», contó.

Apoyo en la vaguada del año pasado

El sector de Santa Elena estuvo afectado por las vaguadas registradas en noviembre del año pasado en Táchira. Allí la fundación trabajó conjuntamente con diferentes organizaciones para brindar el apoyo necesario a la recuperación del sector.

«Nosotros no vemos colores políticos, aquí la idea es trabajar unidos en pro de las comunidades», concluyó.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver